Las consultas a la SVS buscan escenario favorable para la junta del 20 de diciembre y la aparición de fisuras entre las gestoras está complicando el escenario.

A más de cuatro meses de que estallara la disputa entre las AFP y Endesa España por la audaz propuesta de aumento de capital de Enersis, el holding eléctrico que controla en Chile, el caso entra en recta final.

Los informes de evaluadores independientes fijaron en un rango de US$ 3.580 millones a US$ 3.900 millones el valor de los activos que Endesa quiere aportar a la operación —o vender a Enersis, como lo ven algunos—, al menos US$ 1.000 millones menos de lo que había fijado en un principio un perito contratado por el directorio de Enersis.

Y la mesa ya citó a junta de accionistas para el 20 de diciembre próximo, donde deberá zanjarse el tema. El valor de los activos es la principal cuestión a definir y en torno a ella se han generado las principales preocupaciones de los minoritarios, encabezados por las AFP con casi el 13 % de la propiedad.

En función de ello las AFP jugaron su última carta de cara a la votación. El viernes pasado solicitaron a la Superintendencia de Valores y Seguros (SVS) que precise cinco puntos que le son de vital importancia para inclinar la balanza a su favor en la reunión que se realizará en casi tres semanas más.

Antes, consiguieron que Enersis citara a junta de accionistas para el 14 de diciembre, donde el directorio deberá dar explicaciones por su actuar y por la citación a la junta del 20.

En su carta a la SVS las AFP pidieron que la autoridad defina la operación como “controversial”, lo que impediría al presidente de la compañía, Pablo Yrarrázaval, votar en representación de los tenedores de ADR que representa otro 12 % de las acciones, en caso que ellos se abstengan de votar.

Entre ambas participaciones los minoritarios podrían bloquear algunos puntos fundamentales del aumento de capital.

Junto con ello, las AFP esperan que la SVS declare que es la junta y no el directorio el que debe fijar las condiciones de precio a las que se concretará el aumento de capital.

Detrás de esto las AFP buscan conseguir, además de obtener un precio razonable para los activos de Endesa, que no se fije un precio de colocación de la acción más bajo que el de mercado, lo que incrementaría el valor de los activos, dado que el papel ha caído un 13,5 % desde que se anunció la operación el 25 de julio pasado.

La materia, afirma un ejecutivo de una de las seis AFP que informó a la SVS, es relevante pues el directorio de Enersis, al poner en la tabla de la junta que se debe fijar un precio mínimo, trasluce la defensa implícita de los intereses de controlador.

“Un punto es que los directores digan por qué pusieron precio mínimo si mientras más barato es mejor: no hay independencia, los directores confunden su compromiso con el controlador con el compromiso que tienen con la sociedad”, enfatiza.

Las AFP pretenden que en la junta del 20 se vincule el valor de los activos a adquirir con el precio de colocación.

A la espera de la resolución de la SVS las AFP tendrán su primer cara a cara público con los directores y representantes de Endesa en la junta del 14.

La citación es para informar los antecedentes de la operación y en ella justamente las AFP buscan poner de manifiesto lo inconveniente de que hagan el aporte en dinero, dada la capacidad que tiene Enersis para endeudarse si requiere desarrollar proyectos o adquirir empresas.

En una AFP señalan que harán patente lo innecesario del aporte en dinero por parte de los minoritarios sin tener claridad de las inversiones que se requieren hacer.

La propuesta alternativa de las AFP es que adquieran los activos de Endesa y que luego, si surge un proyecto o adquisición de alguna empresa, se haga un aumento de capital para conseguir los recursos.

En opinión de las administradoras no está claro que sea más conveniente la fórmula de Endesa en vez de la alternativa de emitir deuda para hacer las inversiones. Las AFP buscan que los ADR se representen a sí mismos y que se sumen a su posición para bloquear el aporte en dineros.

“Cencosud hizo el acuerdo para comprar Carrefour Colombia, obtuvo un financiamiento puente y luego fue a pedirle plata a sus acciones. Eso corresponde hacer en este caso”, ilustran en una gestora.

Mientras la SVS prepara sus respuestas y las AFP afinan la estrategia para el 14, las conversaciones con Celfin, el banco de inversión contratado para interceder ante las AFP, parece no haber sido del todo una vía exitosa.

En una AFP señalan que han sido conversaciones preliminares y que el diálogo ha tenido poco de utilidad, más que nada ha servido para reafirmar la posición de las AFP de que las condiciones en las cuales se quiere hacer esta operación no convienen a los minoritarios y solamente es un negocio útil a Endesa España.

Sin embargo, las declaraciones a La Tercera de gerente general de Cuprum, Ignacio Alvarez el domingo último hicieron patente las diferencias con Habitat. Ambas han sido las AFP más activas en este tema.

Alvarez, de hecho, en ocasiones anteriores, expresó que era evidente que la operación no favorece a los minoritarios. No obstante, ahora declaró que las conversaciones con Endesa han avanzado y que ya acordaron la forma de fijar el precio de colocación.

El ejecutivo además deslizó distancias importantes con Habitat, asegurando que la AFP no intentará bloquear la operación, dando a entender que la firma presidida por José Antonio Guzmán sí pretende hacerlo.

“Nuestro objetivo no es estar oponiéndonos a todo, porque es inconducente una postura de estar oponiéndose a todo per se”, afirmó Alvarez.

La semana pasada, en la Enade, una fuente que conoce íntimamente el tema, comentó que Guzmán ya no tiene mucho interés en conversar y quiere bajar la operación.

El gerente de Cuprum asimismo resaltó que han habido avances en las conversaciones con Endesa. Habitat, en tanto, ha dicho que no ha tenido conversaciones con Endesa.(EL MOSTRADOR)