En los últimos años, la minera chilena ha perdido en ciertos trimestres el top one de producción global. Hoy la situación sería estructural: la firma estadounidense Freeport elevará su producción a 2,1 millones de toneladas en 2014; la matriz de Chuqui alcanzará los dos millones recién en 2017. El problema es que Glencore Xstrata también amenaza el liderazgo de Codelco.

FOTO FRONTIS CODELCO CHILE

Codelco ha visto varias veces amenazado su número uno en el mercado mundial del cobre: hace algunos años fue Escondida (que derechamente la superó en un balance trimestral en 2008) y este año la reciente fusión Glencore-Xstrata, entre otras. No obstante, la perdida de este sitial de la estatal chilena se debió a huelgas en que se redujo su producción. Pero esta vez el riesgo es, aparentemente, estructural.

La minera estadounidense Freeport McMoran -socia de Codelco en Minera El Abra y que además opera la mina Candelaria en Chile, está desarrollando una serie de proyectos que le permitirían destronar a Codelco del top one mundial en 2014.

De acuerdo con una proyección hecha por la compañía privada, el próximo año logrará un nivel de producción de 2,1 millones de toneladas de cobre anual, lo que supone un aumento en torno al 20% respecto de la estimación para este año.

Codelco tendrá una producción de unas 1,8 millones de toneladas el próximo año y recién en 2017 superaría los dos millones.

Pero eso no es todo: en 2015, una vez que finalicen las expansiones de las minas Morenci, en EEUU, y Cerro Verde, en Perú, además de Grasberg, su mayor operación y que se ubica en Indonesia, la estadounidense alcanzará un nivel de producción superior a las 2,2 millones de toneladas de cobre.

Además, el complejo Grasberg, que extrae cobre, oro y plata, se posicionará este año como el tercero de mayor producción a nivel mundial, detrás de Escondida y Chuquicamata, esta última añadiendo el mineral proveniente de Radomiro Tomic.

En una proyección de Freeport (FCX) en la presentación de los estados de resultados del segundo trimestre, se plantea que la estadounidense logrará así un aumento de 37% en su producción entre 2012 y 2015, salto asociado a una inversión de casi US$7 mil millones.

Pero no es todo. Glencore Xstrata, el conglomerado minero -con sede en Suiza- resultado de la reciente fusión entre ambas empresas también amenaza el liderazgo de Codelco en el mercado mundial del cobre.

En su primer reporte trimestral, la nueva empresa ya marcó un hito: su producción total de cobre, incluida la producción de cobre de mina (es decir, propio) más la maquila de minerales de terceros, llegó a 537.300 toneladas de cobre, cifra que casi con seguridad será superior a lo que informará Codelco para el mismo período (los datos definitivos de primer cuarto del año de la estatal se conocerán el 30 de mayo).

Esta cifra está compuesta por 321,8 mil toneladas de producción propia y 215 mil toneladas de mineral de terceros, pero procesado en sus plantas.

Sin embargo, al comparar la producción propia, Codelco sigue imponiéndose. Según información publicada por la Comisión Chilena del Cobre (Cochilco) para el primer trimestre, la estatal alcanzó un nivel de producción de 384.600 toneladas de cobre, considerando únicamente lo que la empresa extrajo en Chuquicamata, Radomiro Tomic, Salvador, Andina, El Teniente y Minera Gaby. Es decir, sin contar El Abra ni la participación que la empresa tiene a través de su filial Acrux en Anglo American Sur (Los Bronces). Tampoco suma la maquila de minerales de terceros.

De hecho, cercanos a la estatal plantean que lo que hace Glencore Xstrata es sumar producciones distintas e incluso, hacerlo dos veces. Esto, porque la chilena nunca suma el mineral de terceros con la producción propia, porque, en su visión, se trata de cosas distintas. En Codelco plantean que el mineral de terceros es contabilizado por la dueña del mineral, por lo que, técnicamente, no puede ser atribuida a ellos.

Desde Codelco han planteado que no es tan seguro que la estatal pierda el liderazgo, pues existe una diferencia a la hora de contabilizar la producción de cada compañía.

Según fuentes oficiales de la corporación, la gran diferencia es que Freeport suma el 100% de la producción de todas las operaciones en las que participa, aún cuando no tenga el 100% de la propiedad.

Allí incluso entraría el 100% de la producción de Minera El Abra, operación que cuenta entre sus dos socios a Freeport y Codelco.

No obstante, según lo reportado por Freeport, prácticamente todas sus minas le pertenecen en su totalidad, a excepción de Morenci (80%), El Abra (51%), Candelaria (80%) Tenke (56%) y Cerro Verde (53,6%). Grasberg, su mayor operación, le pertenece en 90,64%.

La empresa chilena también está desarrollando un plan de inversiones ambicioso, que considera el desarrollo de expansiones o modernizaciones en Chuqui, Radomiro Tomic, Andina y El Teniente, además del proyecto greenfield Ministro Hales. Esta operación entrará en operaciones el próximo año, aunque ya en 2013 se contabilizará una parte muy menor de su producción, pues parte del mineral extraído durante el proceso de prestripping -remoción de tierras para llegar a la zona en que se encuentra el cuerpo mineralizado- está siendo procesado en las plantas de Chuqui.

El desafío está. Y Codelco buscará mantener su liderazgo.(PULSO)