La empresa estadounidense realiza una fuerte estrategia con el fin de ampliar su producción, mientras los planes de crecimiento de las grandes mineras se han frenado por temor a una disminución de la demanda de China.

Con una expansión que podría convertir la compañía en el mayor productor del mundo cuando el crecimiento chino se desacelera, Freeport McMoRan Inc. está colocando a prueba la industria del cobre.

La empresa que tiene presencia en varios países de América, Asia y África con cerca de 35 mil empleados, es el segundo mayor productor del mundo, con alrededor del 8% de extracción del metal rojo. En tanto, en nuestro país maneja la minera El Abra, y a nivel global, lidera el mercado del oro, explora en producción de petróleo y gas natural.

De esta forma, la compañía estrechará la distancia que la separa del actual número uno, Codelco, durante el próximo año, tras ampliar minas en Perú y los Estados Unidos.

Freeport, ya se prepara para una ampliación de US$4.600 millones en la mina de Cerro Verde en Perú. Mientras que sus competidores como Anglo American Plc y Teck Resources Ltd. han postergado sus inversiones.

Los precios del cobre se han sostenido mejor que los de otras materias primas industriales. La libre del metal rojo hoy cerró en US$2,74 en la Bolsa de Metales de Londres.

En enero, en tanto, la industria se mostró preocupada cuando el cobre descendió 13% en el mercado internacional, mientras que el petróleo y el hierro cayeron a sus niveles más bajos en seis años, después que los productores inundaron el mercado.

Por otra parte, una serie de problemas en la producción indicó que el excedente de cobre proyectado para este año no se producirá, impulsando un alza del 10%.