La intervención de la petrolera YPF comenzó a delinear un plan para perforar y reparar más de 1000 pozos en distintas áreas en las que opera, como parte de las múltiples acciones tendientes a aumentar la producción de hidrocarburos y garantizar el normal funcionamiento de la compañía, informaron sus nuevas autoridades.

 Así lo señalaron el interventor y ministro de Planificación Federal, Julio De Vido; y el subinterventor y viceministro de Economía, Axel Kicillof, agregando que «prosiguieron las reuniones con las distintas áreas de la compañía para adoptar medidas que permitan incrementar la producción de gas y petróleo, la refinación de combustibles y garantizar el normal funcionamiento de la compañía».

 En tal sentido, y en lo que respecta al Downstream, la intervención aclaró que «se resolvió que Refinor (empresa en la cual YPF posee el 50 por ciento) procesará gas natural de Panamerican Energy (PAE), aumentando de esta manera un 25 por ciento su producción actual de GLP».

 De Vido y Kicillof dijeron que «esto permitirá incrementar la producción de garrafas y otros combustibles».

 Reuniones

 Asimismo, en lo referido al Upstream, ayer se desarrolló un encuentro con los gerentes de los yacimientos, de exploración y de desarrollo, que a tal efecto viajaron desde las provincias, en la que se realizó una revisión de la situación del sistema productivo de las tres cuencas donde opera YPF (cuyana, neuquina y Golfo de San Jorge), de las que participa y no opera, y de proyectos exploratorios.

 «A partir de dicha revisión -informó la intervención de la empresa-, se comenzó a delinear un plan para perforar y reparar más de 1.000 pozos, para los que será necesario incorporar en los próximos meses 30 equipos de perforación y de reparación (workover), con la correspondiente dotación de trabajadores petroleros».

 Asimismo, manifestaron que también se hizo una revisión «de todas las instalaciones de producción y un relevamiento de las necesidades de cada una a los efectos de optimizar los niveles de producción, a partir del mantenimiento y la puesta a punto de la infraestructura de transporte y almacenamiento».

 Intervención de YPF. De esta manera, subrayó la intervención, se busca «empezar a revertir la tendencia declinatoria de los yacimientos durante los últimos años, para recuperar el autoabastecimiento, tal cual está planteado en el proyecto que el Poder Ejecutivo Nacional envió al Congreso de la Nación». 

«El análisis que se viene realizando de la operatoria condujo a tomar la decisión de sumar al proyecto de expropiación la empresa denominada YPF gas. Esta medida no sólo es central para el normal abastecimiento de la industria y el agro, sino que además permite garantizar el acceso a los sectores de bajos recursos que no cuentan con servicio de red, a través del programa Garrafa para Todos», destacaron ambos interventores.

 Informaron que otra de las medidas ha sido «revisar el circuito de distribución de combustibles a fin de detectar las anomalías que influían en su correcto desarrollo. De esta manera se trabaja para consolidar la producción, comercialización y distribución de los combustibles a tono con el crecimiento del país».

 Por otra parte, se mantuvieron encuentros con representantes de los Bancos con los que opera la compañía y en tal sentido, las nuevas autoridades de YPF, aclararon que: «El objetivo primordial es asegurar el normal financiamiento de la empresa».

 Entre las reuniones mencionadas, la intervención recibió a Antonio Cassia, secretario general del Sindicato Unido Petroleros e Hidrocarburíferos (SUPEH), para ratificar el importante lugar del personal en esta nueva etapa y exponer las perspectivas futuras de crecimiento y capacitación de los trabajadores.

 Asimismo, las autoridades mantuvieron un encuentro con el titular del Sindicato de Petroleros Privados de Chubut, Mario Mansilla, en el que se repasaron los objetivos que la Presidenta trazó para la intervención y se ratificó el rol central de los trabajadores petroleros.

 Otra de las reuniones de las nuevas autoridades de YPF fue la que mantuvieron con Alberto Roberti, secretario general de la Federación Argentina de Petroleros y Gas Privados, encuentro en el que al igual que en los anteriores, se trazaron los objetivos de la nueva etapa. (VOZ DEL INTERIOR)