Entre las empresas denunciadas en este informe se encuentran gigantes mineros, energéticos y petroleros. Aunque también figuran las empresas de armamento BAE, Lockheed Martin y Rheinmetall y las compañías del sector textil Adidas, LPP y VF Corp.

FOTO MINERÍA 2Berlín. Explotación infantil, destrucción del medio ambiente, corrupción y evasión fiscal son varios de los delitos que cometen algunas de las mayores empresas del mundo en connivencia con los bancos que las financian, según un informe de un colectivo de ONG presentado este lunes en Berlín.

El documento, titulado “Beneficios sucios 2”, detalla en 124 páginas cómo multinacionales como GlencoreXstrata, Shell, Gazprom, Nestlé o Adidas y entidades financieras como Deutsche Bank, BNP Paribas, USB o ING “se benefician de violaciones de los derechos humanos”.

“Una parte no pequeña de los beneficios de empresas multinacionales se sigue obteniendo como hasta ahora de una forma sucia, a costa de las personas y el Medio Ambiente”, aseguró en rueda de prensa Thomas Küchenmeister, coordinador de la iniciativa, que consideró además un agravante las estrategias de muchas compañías para pagar menos impuestos.

El informe “muestra las violaciones más graves” de empresas multinacionales contra normas internacionales y estándares, y en el mismo son analizadas en total 26 empresas controvertidas, que en 2012 obtuvieron ingresos por valor de 1,24 billones de euros y un beneficio neto agregado de 90.000 millones.

Además, el documento critica lo que la activista Barbara Happe, de la ONG ecologista Urgewald, califica de “manguerazos financieros acríticos”, esto es, las líneas de financiación de proyectos y entidades que sólo tienen en cuenta la rentabilidad y prestan atención a la forma en la que las empresas obtienen beneficios.

Entre las empresas denunciadas en este informe se encuentran gigantes mineros, energéticos y petroleros como Anglo American, AngloGold Ashanti, Arch Coal, Areva, Barrick Gold, Chevron, Eurasian Natural Resources, Gazprom, GlencoreXstrata, Newmont Mining, Rio Tinto, Shell, Trafigura y Vale.

También figuran las empresas de armamento BAE, Lockheed Martin y Rheinmetall; las compañías del sector textil Adidas, LPP y VF Corp; la acerera Jindal Steel&Power; Jabil Circuit, de manufactura electrónica; las papeleras Bolloré y Golden Agri-Resources; así como los gigantes Monsanto -de productos químicos para la agricultura- y Nestlé -de alimentación.

Entre las entidades financieras criticadas se encuentran Allianz, BNP Paribas, Commerzbank, Credit Suisse, Deutsche Bank, DZ Bank, ING, UBS y UniCredit.

FUENTE: americaeconomica.com