Incertidumbre en el largo plazo.

FOTO GRAFENO

La producción industrial del llamado “material del futuro” podría quitar mercado al metal rojo en usos electrónicos.

Hace pocos días la Unión Europea anunció que destinará unos US$1.356 millones a la investigación del grafeno, un material sintético elaborado en base a carbono cuyas propiedades van desde ofrecer una conductividad térmica superior a la de cualquier otro producto, hasta presentar una resistencia superior a la del acero.

El desarrollo que puede tener su posible industrialización es seguido en Chile con especial atención, debido a sus cualidades como conductor eléctrico, muy similares a las del cobre.

Consultado respecto a la eventual amenaza que este material representaría para la industria del cobre, el ministro de Minería, Hernán de Solminihac, señaló a ESTRATEGIA que “hay que estar bien atentos al desarrollo que puede tener este recurso, pero no vemos que haya un riesgo en el corto plazo para la producción del cobre como sustituto en los usos del metal rojo”. En este sentido, destacó que es un mineral cuyas características están recién descubriéndose y que todavía queda mucha investigación y tiempo para ver sus utilidades y eventual explotación masiva.

Por su parte, el presidente ejecutivo de Coldelco, Thomas Keller, indicó que “permanentemente en un mundo competitivo recibimos amenazas, pero también oportunidades. Hemos visto el desplazamiento del cobre en varias aplicaciones, pero también éste ha logrado penetrar en otros usos no tradicionales que han permitido, en definitiva, aumentar su consumo”.

En esta línea, el ministro de Solminihac agrega que se están llevando a cabo “investigaciones para nuevos usos y aplicaciones del cobre, que no son tradicionales, y esperamos que puedan dar sus frutos en el futuro”. (ESTRATEGIA)