Incierto futuro laboral pone en alerta a Sindicato San Lorenzo

414

Reconversión y reubicación de trabajadores y trabajadoras hasta ahora serían las opciones que se vislumbran ante la prohibición de tronaduras en Mina Invierno que desencadenarían en el fin de las operaciones.

No cabe duda, que el posible cierre del yacimiento ubicado en Isla Riesco, Mina Invierno, tiene a todos los trabajadores y trabajadoras expectantes y en una preocupante incertidumbre. Esto debido a la noticia que hace unos días diera a conocer la gerencia regional de la empresa y que revela el incierto y difícil momento por el que pasa la carbonífera, que podría culminar con la paralización definitiva de las operaciones.

La situación es crítica, ya que el Tercer Tribunal Ambiental de Valdivia luego de la medida cautelar interpuesta el 27 de marzo recién pasado, dejó a la empresa imposibilitada de realizar tronaduras que estuviesen bajo la cota 100 en Isla Riesco. Ante esto, la compañía del Grupo Angelini y Von Appen tendrá la posibilidad hoy 24 de marzo, de entregar todos los antecedentes que permitan revertir dicho dictamen que, a juicio de los directivos, no tendría sustento jurídico.

Sin embargo, además de la innegable preocupación por los destinos de las fuentes laborales, existe un profundo descontento generalizado en las bases sindicales, como es el caso del directorio del Sindicato San Lorenzo, quienes manifiestan que luego del proceso de negociación colectiva que derivó en una huelga a inicios de febrero y que duró 11 días en que la empresa mostró una postura intransigente y una nula disposición a dialogar por mejoras para los trabajadores y trabajadoras, se sumaron los recientes despidos de 45 mineros, encontrándose más de 20 de ellos, sindicalizados y que a juicio de los dirigentes, sería una consecuencia directa del movimiento.

Por este motivo, es que el Presidente del Sindicato San Lorenzo de Mina Invierno, Lino Mansilla, indicó que “en estos momentos estamos avocados a realizar reuniones con el fin de prepararnos para lo que se viene, pero por sobre todo para realizar las gestiones para la reconversión laboral de todos nuestros socios, así como, ver las posibilidades de capacitaciones para ellos, pero sin duda, con la gravedad de este tema, lo que nos cabe como organización sindical, es exigirle al gobierno que se pronuncie y se haga cargo de la inserción de los trabajadores en nuevas plazas, ya que la cesantía será un problema gravísimo en la región de Magallanes, ya golpeada por los masivos despidos de ENAP”, puntualizó el dirigente.

Finalmente, el sindicalista señaló, que se encuentran a la espera de lo que se resuelva en materia legal por parte de las autoridades ambientales competentes y en el peor de los escenarios, encausar sus gestiones para aminorar en todo lo posible, los efectos que tendrían los masivos despidos que pondrían en riesgo las fuentes laborales de cientos de trabajadores y trabajadoras.

Federación Minera de Chile

Área de Comunicaciones