Funcionarios de los periódicos que se editan en Antofagasta, Calama y Tocopilla se encuentran paralizados y demandan un cinco por ciento de aumento en el sueldo base, además de un bono de un millón y medio de pesos. Acusan que los diarios se siguen editando con empleados de otras regiones.

A contar del martes, el sindicato de trabajadores de Emelnor S.A, la empresa periodística que edita los diarios El Mercurio de Antofagasta, La Estrella de Tocopilla, El Mercurio de Calama, La Estrella de Antofagasta y La Estrella de Tocopilla, inició un histórico proceso de huelga legal.

La inédita movilización hace efectiva la votación del pasado jueves 28, que contó con casi un 90 por ciento de adhesión entre un total de 86 trabajadores, de los cuales dos cumplen funciones en Tocopilla, uno en Iquique, 17 en Calama y 67 en Antofagasta.

Los puntos que separan a ambas partes se centran en un reajuste al sueldo base, que se mantiene desde 2007 solo con el incremento del IPC, además de un bono de término de conflicto.

Debido a que, entre otras represalias, la empresa cortó el servicio de celular a los trabajadores en huelga, el presidente del sindicato no pudo contestar los llamados de Radio Universidad de Chile.

El secretario de la organización, Juan Antonio  Marrorán, señaló que luego de que en 2010 les pidieron “apretarse el cinturón”, ahora la compañía se niega a un incremento, pese a las altas utilidades que registró el Servicio de Impuestos Internos (SII).

“Ahora que la empresa tiene unas utilidades de 3.033 millones de pesos, de acuerdo al informe del SII y el balance auditado, los trabajadores están pidiendo un cinco por ciento de aumento en el sueldo base y un bono de término de conflicto de un millón y medio. La empresa ofrece tres por ciento y 500 mil pesos. Esa es la diferencia”, explicó.

El secretario del sindicato señaló que la contraparte  se aprovecha de las facilidades que la legislación le entrega para poder funcionar sin problemas: “La ley que está vigente desde el gobierno militar favorece exclusivamente a la empresa. Basta que ésta se acoja al artículo 381, que permite, en los primeros 15 días de huelga, trasladar gente, recontratar, etc. Eso es lo que está pasando: llegó gente de Valparaíso, Arica e Iquique y la empresa sigue funcionando, no hay problema con los diarios”, indicó.

Pese a este cuadro, los trabajadores de los diarios nortinos del consorcio El Mercurio decidieron mantenerse en huelga hasta las últimas consecuencias, aunque esto les cueste la pérdida de su fuente de trabajo, pero hicieron un llamado a la empresa a dialogar. (RADIO U. CHILE)