Está ubicado en la comuna de Sierra Gorda y podría construirse a partir de 2014.

El grupo Antofagasta Minerals ingresó al Sistema de Evaluación Ambiental (SEA) de la Región de Antofagasta el Estudio de Impacto Ambiental (EIA) de su proyecto Óxidos Encuentro.

Con una inversión cercana a los US$600 millones, la iniciativa contempla la explotación del rajo Encuentro y el beneficio del mineral a extraer mediante el proceso de lixiviación para producir y comercializar con Minera El Tesoro una solución rica en cobre, permitiendo la continuidad de esta última a plena capacidad hasta el año 2023.

El proyecto, ubicado en la comuna de Sierra Gorda, aproximadamente a 167 km. de la ciudad de Antofagasta y a 33 km. de la localidad de Sierra Gorda, contribuirá además a profundizar y potenciar la presencia del grupo en su Distrito Minero Centinela, ya que está concebido como una iniciativa que se integra a las actuales operaciones de Minera El Tesoro y Minera Esperanza, con una adecuada administración de activos críticos y sinergias de desarrollo y operación, señaló la compañía minera, la que agregó que “desde el punto de vista ambiental, el sello distrital del proyecto minimiza la intervención de nuevos territorios y optimiza el uso de los recursos, permitiendo que Óxidos Encuentro utilice 100% de agua de mar en su operación”.

El proyecto podría comenzar a construirse en 2014, por un período de dos años, para iniciar su producción en 2016.

“El desarrollo del Distrito Minero Centinela consolida nuestra posición en esta zona donde el grupo viene trabajando hace más de dos décadas. Las sinergias entre el proyecto Óxidos Encuentro, El Tesoro y Esperanza permitirán reimpulsar el potencial minero de este sector”, señaló Francisco Walther, gerente general del proyecto.

El proyecto podría comenzar a construirse en 2014, por un período de dos años, para iniciar su producción en 2016, lo que significaría, a través de sus soluciones, un promedio de 50 mil toneladas de cátodos de cobre anuales durante ocho años y una tasa de extracción máxima de 115 mil toneladas diarias de mineral. Para su construcción se necesitarán cerca de 2.000 trabajadores, y para su operación se requerirán cerca de 250 personas. (DF)