El proyecto demandará unos 200 MW adicionales, lo que requiere de una nueva central térmica.

Un crecimiento gradual hasta lograr el millón de toneladas de cobre fino. Esa es una de las opciones que el grupo Luksic estaría evaluando para Los Pelambres. El millonario proyecto, que demandaría unos US$10 mil millones, es la mayor inversión en el sector y apunta a que el yacimiento pase de las actuales 400 mil toneladas al millón de toneladas de cofre fino hacia la próxima década.

Conocedores del proyecto indicaron que la iniciativa requeriría la construcción de una nueva central en el Sistema Interconectado Central (SIC) para satisfacer la creciente demanda de energía de la mina. Por esto y debido a los problemas que enfrentan los proyectos eléctricos, más el rechazo a la construcción de la Central Castilla por parte de la Corte Suprema, la minera estaría evaluando un crecimiento productivo gradual hasta asegurar el abastecimiento de energía para el yacimiento, ubicado en Salamanca.

Las fuentes indicaron que el yacimiento requerirá de unos 200 MW adicionales a los actuales 180 MW que consume hoy. Debido a la magnitud, lo ideal para la compañía, en términos de costos, es que la potencial nueva central de generación sea térmica y ojalá carbón.

La decisión por parte del directorio de Antofagasta Minerals aún no está tomada. El proyecto está en fase de prefactibilidad, estudios que contemplan una inversión de US$100 millones.

Fuentes de la empresa indicaron que una de las opciones es que la primera fase del aumento de producción se produzca hacia 2019. Esta alternativa podría contemplar alcanzar las 700 mil toneladas de cobre.

DEFINICIONES PENDIENTES

En una reciente entrevista a La Tercera, el presidente ejecutivo de Antofagasta Minerals, Diego Hernández, señaló que la compañía está avanzando en los estudios y que están analizando “varias opciones” sobre la capacidad productiva que tendrá la iniciativa, las cuales serán decididas el próximo año.

Antofagasta Minerals ya invirtió US$1.000 millones en Los Pelambres, con la ampliación que comenzó a operar a inicios de 2010 y que elevó la producción anual en 90 mil toneladas de cobre.

La mina, que comenzó a operar en el 2000, cuenta con recursos de mineral por seis mil millones de toneladas, con una ley de 0,51%, según la presentación realizada en agosto.(LT)