La familia más rica de Chile concreta así una capitalización para su brazo minero cinco veces superior a los dineros entregados por Hacienda a Codelco, que fueron US$1.000 millones.

FOTO GRUPO LUKSIC

Un millonario plan de capitalización de utilidades retenidas y aportes de recursos frescos aprobó la familia Luksic para sus inversiones mineras . El mayor aumento de capital será en Inversiones Los Pelambres Chile con US$4.092 millones, mediante la capitalización de utilidades retenidas en años anteriores y la fusión por absorción de Minera Elzer. Además, el 28 de junio pasado, la junta de accionistas de Antofagasta Minerals (AMSA), la otra filial minera de Luksic, aprobó “aumentar el capital social de US$ 1.284 millones a US$ 2.489 millones”, a través de la capitalización de resultados acumulados en años anteriores.

Un nutrido calendario de capitalización se impuso este año el grupo Luksic para potenciar sus diversos negocios, como CCU, Vapores, Quiñenco o Terpel. En ese ámbito, su área minera no fue la excepción, considerando que es uno de sus rubros más rentables. De esta forma, en los últimos meses la familia Luksic aprobó un millonario plan de capitalización de utilidades retenidas y aportes de recursos frescos, por casi US$ 5.300 millones, desde su brazo minero, Antofagasta PLC, hacia sus filiales.

Según consta en una escritura pública depositada en la 33.a Notaría de Santiago el 12 de septiembre pasado, Antofagasta PLC acordó aumentar el capital de su vehículo, Inversiones Los Pelambres Chile, en US$ 4.092 millones, mediante la capitalización de utilidades retenidas en años anteriores y la fusión por absorción de Minera Elzer.

La operación forma parte del reordenamiento que impulsa el grupo en su área minera, con el propósito de elevar sus resultados y enfrentar en mejores condiciones sus nuevas inversiones mineras y de generación eléctrica, en un contexto a la baja en el precio internacional del cobre.

Con el acuerdo de septiembre pasado, Inversiones Los Pelambres Chile pasará a administrar un capital equivalente a US$ 4.212 millones.

Paralelamente, el 28 de junio pasado, la junta de accionistas de Antofagasta Minerals (AMSA), la otra filial minera de Luksic, aprobó “aumentar el capital social de US$ 1.284 millones a US$ 2.489 millones”, a través de la capitalización de resultados acumulados en años anteriores.

Ambas operaciones, que suman US$ 5.297 millones (los que no impactan los resultados o el valor de mercado de la firma), fueron las primeras decisiones que zanjó Andrónico Luksic tras ingresar en abril pasado a los directorios de las mineras del grupo, en reemplazo de su fallecido hermano Guillermo.

De esta manera, la familia más rica de Chile -que de acuerdo a Forbes acumulan una fortuna de US$17.400 millones, ubicándose en el lugar 35 en el mundo- concretaría una capitalización para el brazo minero cinco veces superior a los dineros entregados por Hacienda a Codelco, que fueron US$1.000 millones.

La matriz minera del grupo Luksic, Antofagasta PLC, a través de sus filiales AMSA e Inversiones Los Pelambres, enfrenta una ambiciosa carpeta de negocios para los próximos años, entre los que destacan los proyectos de cobre Antucoya (por unos US$ 1.900 millones), Oxidos Encuentro (US$ 600 millones) y el 40% del proyecto hidroeléctrico Alto Maipo, por más de US$1.800 millones.

A los nuevos recursos aportados por el grupo Luksic en AMSA, la minera espera sumar en los próximos meses créditos por entre US$ 400 millones y US$ 500 millones, para consolidar su plan de inversiones mineras por unos US$1.500 millones, según informó el propio presidente ejecutivo de la firma, Diego Hernández en abril pasado. Adicionalmente, la compañía estaría negociando junto a sus socios de AES Gener la obtención de otros créditos para Alto Maipo.

Antofagasta PLC, a través de AMSA opera en Chile las mineras Los Pelambres, Esperanza, El Tesoro y Michilla, desde donde proyecta extraer este año cerca de 700 mil toneladas de cobre, además de molibdeno y oro.

Millonario calendario

Considerando todos aportes de recursos en los que está comprometido el grupo Luksic, a través de sus matrices Antofagasta PLC y Quiñenco, el conglomerado aprobó y concurrió este año a aumentos de capital, tanto contables -aportando utilidades retenidas- como en efectivo, por al menos US$ 5.942 millones. Ello, sin considerar los recursos que el holding va a destinar dentro de la inyección de US$ 688 millones frescos que se lleva en la propia Quiñenco (para concurrir a los aumentos de capital de sus filiales).

De hecho, el grupo Luksic comenzó este año con importantes movimientos, luego de suscribir (junto con sus socios de Citi) sus opciones en el aumento de capital por US$530 millones concretado en el primer trimestre en Banco de Chile.

El 30 de mayo pasado, asimismo, el holding nacional acordó elevar en US$ 258 millones (para quedar en US$ 860 millones) el capital de su filial “Empresa Nacional de Energía” (Enex), tras lo cual concretó la adquisición (en unos US$ 240 millones) de las estaciones de servicio Terpel que operan en el país.

Paralelamente, Luksic debió aportar la mitad de los US$ 220 millones que se estima inyectó con sus socios de Heineken dentro del aumento de capital por US$ 658 millones concretado en la embotelladora CCU.

El grupo, además, participó con US$ 188 millones en el aumento de capital concretado en Sudamericana de Vapores, firma donde controlan el 37,44% y a la que se inyectaron el mes pasado US$ 330 millones para financiar la compra de siete nuevas naves.(LA SEGUNDA)