A paso firme avanza Antofagasta Minerals, el brazo minero del grupo Luksic, en los estudios necesarios para decidir si concreta o no una de las iniciativas más ambiciosas que tiene en carpeta: expandir nuevamente la capacidad de producción de su proyecto Los Pelambres, ubicado en la comuna de Salamanca.

 En una reunión con inversionistas, ejecutivos de la minera puntualizaron que el estudio de prefactibilidad tendrá un costo un poco menor a los 
US$ 100 millones y estará terminado en 2014. 

Y si bien en 2015 podrían iniciarse las primeras obras de construcción, se estima que la entrada en producción se iniciaría “no antes” del año 2019. 

La iniciativa -que requerirá de unos 200 MW de energía- permitiría casi duplicar la actual capacidad de producción del yacimiento, hoy en torno a las 400.000 toneladas anuales, lo demandaría una inversión del orden de los US$ 10.000 millones. 

Por lo anterior, lo más probable es que se requiera de la construcción de una nueva central térmica en la zona.

 En la oportunidad, la compañía también destacó los avances del proyecto Antucoya, el que debería comenzar a producir a mediados de 2014 y demandará una inversión de US$ 1.350 millones.

 Distrito Centinela

 A su vez, Antofagasta Minerals indicó que avanzan en los estudios de los proyectos Caracoles y Esperanza Sur (Telégrafo), ubicados en el distrito Centinela (antes conocido como Sierra Gorda). Ambos proyectos contemplan inversiones cercanas a los US$ 3.000 millones y una vez que esté concluída su factibilidad se decidirá si se desarrollan de manera simultánea o no. 

De llevarse a cabo Caracoles y Esperanza Sur -cuyo inicio de operaciones fue estimado para 2016-, la producción de Antofagasta se elevaría sobre el 1 millón de toneladas a 2017, situándola como la sexta o séptima minera en producción a nivel mundial.

 En cuanto al proyecto de oro y cobre Reko Diq, cabe recordar que en noviembre se iniciaron las primeras acciones en contra del Estado de Pakistán ante el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (Ciadi) y la International Chamber of Commerce. Ello, luego de que el gobierno de la provincia de Baluchistán le negó a Tehtyan Copper, joint venture entre la canadiense Barrick y Antofagasta plc, la licencia de explotación. Antofagasta y Barrick, han invertido unos 
US$ 500 millones en actividades de exploración; sin embago, no han iniciado obras tempranas. Reko Diq considera una producción anual de 200.000 toneladas de cobre y 250.000 onzas de oro.(DF)