Calificó la actuación de la Superintendencia de Medio Ambiente como vergonzosa.

FOTO PASCUA LAMA

La organización afirmó que los 8.000 millones de pesos equivalen al 0,1 por ciento del costo del proyecto.

La organización ambientalista Greenpeace calificó como «irrisoria» la multa de 8.000 millones de pesos impuesta por la Superintendencia de Medio Ambiente al proyecto Pascua Lama, ejecutado por una subsidiaria de la minera canadiense Barrick Gold.

La autoridad ordenó la paralización de las obras en de este proyecto en la Región de Atacama y además decretó el pago de esta multa, todo a causa de incumplimientos de las resoluciones ambientales por parte de la empresa.

«Es una multa irrisoria que no daña nada las arcas de Barrick, sin embargo vende parte de la tierra en un 0,1 por ciento del costo total del proyecto Pascua Lama a una empresa mundialmente condenada por impactar ecosistemas, glaciares y cuencas y por su desprecio para con las comunidades y territorios» indicó el director de Greenpeace en Chile, Matías Asún.

«La resolución sancionatoria indica que existe daño ambiental irreparable sobre los ecosistemas de vegas y bofedales corresponden a ecosistemas únicos de alto valor biológico, puesto que se establecen en condiciones ambientales inusuales, que permiten el desarrollo de comunidades de flora y fauna específicas en los lugares que se desarrollan», agregó el dirigente.

«La resolución es conveniente al victimario, una multa irrisoria para una compañía como Barrick Gold y la más alta en perjudicar al patrimonio ambiental y comunidades de nuestro país. El precedente que marca el debut de la recién instalada Superintendencia de Medio Ambiente es vergonzoso«, enfatizó Asún.(COOPERATIVA)