Este mes, ejecutivos de BHP Billiton, Antofagasta, Rio Tingo Group, Freeport-McMoRan y Glencore apuntaron al cobre en sus comentarios como la materia prima que no está siendo afectada por una sobreoferta.

Las compañías mineras más grandes del mundo no han coincidido en muchas cosas últimamente al discutir cómo enfrentar la saturación de mineral de hierro y carbón.

Cuando el tema se vuelca al cobre, en cambio, están en la misma longitud de onda. Este mes, ejecutivos de BHP Billiton, Antofagasta, Rio Tingo Group, Freeport-McMoRan y Glencore apuntaron al cobre en sus comentarios como la materia prima que no está siendo afectada por una sobreoferta.

La demanda resiste, según analistas que mencionan la respuesta de China a una desaceleración del crecimiento económico aprobando un gran número de proyectos de infraestructura anteriormente postergados.

“Si se busca un solo argumento estructural alcista a largo plazo para tener una materia prima, se debe mirar al cobre”, dijo Clive Burstow, que colabora en la gestión de US$44.000 millones en Baring Asset Management de Londres.

En una entrevista la semana pasada, el responsable de la compañía minera más grande del mundo pintó un panorama sombrío para el sector. Andrew Mackenzie, de BHP, dijo que en todos los mercados de minerales en los que opera, cualquier aumento de la demanda es respondido con demasiada “facilidad” por las minas existentes en expansión. Una excepción que él ve es el cobre. El metal rojo pardusco se utiliza en tuberías y cables en las viviendas y en electrodomésticos y es superado sólo por la plata como conductor de electricidad y calor.

El mes pasado, las importaciones de China del mineral concentrado, semiprocesado de las minas crecieron 4 por ciento con respecto al año anterior, luego de subir a un récord en marzo.

SALTO EN PRECIOS

Si bien el cobre se encuentra lejos de su récord de 2011 de US$10.190 la tonelada, los precios han avanzado 15 por ciento este año desde un bajo nivel del 26 de enero.

El metal se comerció a US$6.271,50 la tonelada a las 10:38 en Londres.

“El panorama para la demanda está mejorando y parece ser el principal factor que sostiene la recuperación de los precios”, escribió Kevin Norrish, analista en el área de minería en Barclays Plc, en un informe con fecha 18 de mayo.

Para Rio Tinto, la segunda empresa minera más grande del mundo, el cobre está resultando un antídoto para una caída en el precio del mineral de hierro, responsable del 81 por ciento de su ganancia en 2014. Esta semana, Rio firmó un acuerdo largamente esperado con el gobierno de Mongolia que le permitirá expandir la mina de oro y cobre Oyu Tolgoi.

Posteriormente, Jean-Sébastien Jacques, el responsable de la unidad de cobre de Rio, habló con entusiasmo sobre las perspectivas para el metal, señalando que “amamos el cobre”. “La oferta es un desafío y si miramos a los próximos 8 años, habrá una suboferta de cerca de 8 millones de toneladas. Eso equivale a 8 Escondidas en Chile”, la mina de mayor producción de cobre del mundo, dijo Jacques a Bloomberg.

Igual de optimistas es el CEO de Antofagasta Minerals, la minera del grupo Luksic, Diego Hernández. Dice que las proyecciones de sobrepuerta no se han hecho realidad. El máximo ejecutivo de Freeport McMoran dijo la semana pasada, en Barcelona, que los fundamentos de mediano y largo plazo para el negocio del cobre son excelentes.(El Mostrador/ Bloomberg)