“No podemos invertir en El Morro con un grado de incertidumbre como el que ha generado este fallo”, dijo El Vicepresidente senior para Centro y Sudamérica de la firma, Eduardo Villacorta.

“El fallo no es contra GoldCorp, es contra una institución del Estado. Nosotros seguimos lo que la autoridad nos dijo. Suscribimos un proceso ya preestablecido por la autoridad competente”. El Vicepresidente senior para Centro y Sudamérica de GoldCorp, Eduardo Villacorta, realizó una ferrea defensa de su proyecto El Morro (Atacama, Chile), paralizado por un fallo de la Corte Suprema que declaró nula la Resolución de Calificación Ambiental (RCA) de la iniciativa de Cobre y Oro, cuya inversión estimada es de USD 3.900 millones.

En conversación con El Mercurio el ejecutivo reclamó por la contradicción que, a su juicio, significa el fallo del máximo tribunal del país. “Teníamos una resolución tan categórica de la Corte de Apelaciones y después algo totalmente opuesto en la Corte Suprema. Simplemente no lo entendemos, nunca nos esperamos esto”, señaló Villacorta en la entrevista. En la misma línea, pero en conversación con La Tercera, el Presidente Ejecutivo del Consejo Minero, Joaquín Villarino, dijo que “el fallo despierta preocupación”, y pidió “criterios claros sobre el estándar de la consulta indígena”.

Las críticas de la industria por la resolución de la Corte Suprema han sido intensas

El fallo que entregó la semana pasada la Corte Suprema obliga a realizar una nueva consulta, según lo que establece el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo. Ello por considerar que se incurrió en una “discriminación arbitraria” contra las comunidades Diaguitas que llevaron el caso ante los tribunales, “desconociendo que a ellos debe dárseles el mismo trato que a otras comunidades y/o Asociaciones Indígenas”, como dice la sentencia.

El problema, remarcan desde Goldcorp y la gremial, es que la determinación sobre los grupos a los que correspondía consultar en el proceso correspondió a la Corporación Nacional de Desarrollo Indígena (Conadi); no a la compañía. “Siempre nos adherimos al proceso y seguimos las reglas del juego establecidas por las autoridades competentes”, dijo Villacorta a El Mercurio.

“A pesar de haber actuado de buena fe y de que se haya efectuado la consulta indígena del modo que en su momento la Conadi consideró apropiado, (la empresa) está ahora por segunda vez con una RCA anulada”, refuerza Villarino en su entrevista. “Es bien de locos: el Estado hace la consulta, algunos órganos del Estado informan, otro órgano estatal -en base a esos informes- otorga la resolución que aprueba el proyecto y, finalmente, otro poder del Estado, el Judicial, deja todo sin efecto. Y quién paga el festín de la burocracia: la empresa”, remató.

Para el representante del Consejo Minero, con esto “se reinstala una incógnita que no contribuye a dar las certezas que requieren tanto inversionistas como comunidades”. “Es un desincentivo. No podemos invertir en El Morro con un grado de incertidumbre como el que ha generado el fallo actual”, señaló por su parte Villacorta, para quien “es importante que haya reglas claras, y es fundamental reconocer que cuando la OIT emite el Convenio 169, jamás lo interpreta como un derecho al veto”.

“Cambiaron las reglas del juego”, reclamó el ejecutivo. Y aunque a su juicio el escenario “desalienta” los proyectos de inversión, dice que prefiere no hacer un juicio en general por una resolución de este tipo. “Estamos creyendo que al establecer un nuevo proceso para seguir adelante con el proyecto, todas estas experiencias servirán de aprendizaje”, aseguró.

Para más detalles sobre esta iniciativa de Goldcorp consulte en la Base de Proyectos y Licitaciones de Portal Minero .