«Esta es una licitación abierta a todos los participantes, sean empresas con experiencia minera, sin experiencia minera, con capacidad operativa, con espalda financiera… Lo que va a importar, es que puedan cumplir con los reglamentos que establecen las bases», señaló el subsecretario de Minería, Pablo Wagner.

 En la sede de la Federación de Trabajadores del Cobre se realizó el foro: «Litio: ¿cómo explotar un recurso estratégico?».

 Continúan las reacciones al anuncio del ministerio de Minería de desarrollar la explotación del litio por medio de Contratos Especiales de Operación de Litio (CEOL), para ampliar una industria donde actualmente sólo participan la Sociedad Química y Minera de Chile (SQM) y la Sociedad Chilena del Litio (SCL).

 La posibilidad de que durante este año se autoricen estos contratos a empresas trasnacionales y grandes consorcios, pudiendo explotar 100 mil toneladas en 20 años, es visto por diversos sectores como una vía para que este recurso natural sea privatizado.

 En el marco del 61° aniversario de la Federación de Trabajadores del Cobre, esta organización sindical, en conjunto con la Fundación Trabajo y Sociedad, realizó el foro “Litio: ¿cómo explotar un recurso estratégico?”,  donde participaron el ex Presidente Ricardo Lagos, y el subsecretario de Minería, Pablo Wagner, entre otros.

 También estuvo presente Enés Zepeda, especialista minero de la división El Teniente y dirigente de la Federación de Sindicatos de Supervisores y Profesionales de Codelco (FESUC), quien se refirió a las implicancias estratégicas del litio para el país.

 Zepeda afirmó que la discusión sobre el litio es impulsada por el Gobierno a raíz del creciente rol de este elemento químico en el mundo, en usos tan diversos como la electrónica, medicina y energía nuclear.

 El dirigente sindical manifestó, sin embargo, sus reparos a la forma en cómo este proceso se está llevando adelante: “La iniciativa surge sin que tengamos una base de datos o una investigación seria y concreta respecto a esta realidad país y esto es importante porque el litio es un elemento estratégico y hoy sigue estando en reserva como un derecho propio del Estado. No tenemos estructura organizacional para poder tener un manejo de estas decisiones, no hay una discusión donde los técnicos podamos participar para fortalecer esta tarea, vemos que está surgiendo un tanto impuesta”, indicó.

 Enés Zepeda advirtió que las bases generales deben resguardar el interés del Estado y manifestó su esperanza en que se mantenga el rol estatutario de éste y que el Poder Legislativo tenga un rol más preponderante en la discusión, para que no sea sólo un decreto presidencial unilateral.

 Para el trabajador de El Teniente, los privados deben participar como minoría en todos los contratos y las autorizaciones que se hagan a futuro.

 Por su parte, Pablo Wagner defendió la iniciativa gubernamental. “No tengo ningún trauma con que tengamos un modelo mixto. Nos ha dado estabilidad al país el que tengamos empresas privadas, pero también una empresa estatal, autónoma, potente. Cuando esta licitación se haga se va a hacer de manera súper transparente, vamos a tener toda la fiscalización necesaria y se va hacer para que el mercado se desarrolle”, sostuvo.

 Hace unos días el subsecretario de Minería señaló que el ministerio ya elaboró las bases de esta licitación, las que deben ser prontamente revisadas por la Contraloría y que para fines de este año estaría lista la primera adjudicación.

 En la actualidad nuestro país contiene un cuarto de las reservas del litio y exporta cerca de 300 millones de dólares, lo que representa el 41 por ciento del mercado mundial.