Piñera anunció el envío de 5 proyectos que abordan el mercado laboral y en algunos de ellos, también el tema de cómo mejorar las pensiones de los jubilados. 

FOTO CESANTÍA EN CHILE

En el marco de la conmemoración del día del trabajador, el presidente Sebastián Piñera anunció el envío de un proyecto con reformas al mercado laboral con impacto en las pensiones. En la calle, la CUT anunció paro nacional y pidió eliminar las AFP.

Dos pájaros de un tiro. De esa forma podrían resumirse los anuncios realizados el 1 de mayo por el presidente Sebastián Piñera, quien aprovechó la conmemoración del Día del Trabajador para anunciar el envío de 5 proyectos que abordan el mercado laboral y en algunos de ellos, también el tema de cómo mejorar las pensiones de los jubilados.

La primera iniciativa -y probablemente la más relevante- apunta a una reforma del Seguro de Desempleo, y busca su mejora, incrementando los beneficios de los trabajadores cuando estén cesantes. Además, anunció  la redestinación de un punto de la tasa de cotización del seguro hacia los fondos previsionales, con el objetivo de elevar sus pensiones.

Hoy el seguro de desempleo se financia con un aporte del trabajador de 0,6% y por parte del empleador de 2,4% y de ese último aporte, lo que va al fondo del Seguro de desempleo es lo que aporta el trabajador más un 1,8% del empleador. El resto va a un fondo de reparto.

«Esta reasignación, durante toda la vida laboral de un trabajador, permitirá un incremento de un 10% en sus pensiones», aseguró Piñera.

Para el economista de la Universidad Católica, Ricardo Paredes, lo que sugiere este proyecto, «es que no se aumenta la contribución del trabajador sino que se redestina los fondos del Seguro que se han acumulado, a la administración del sistema de pensiones».

Agregó que le parece una buena idea, porque la real desprotección de los trabajadores está en los momentos en que aparte de no tener empleo, tienen poca capacidad de tener otro como es en la vejez.

Pese a ello, el economista advirtió sobre el impacto real en las pensiones, cifra que comparte «bajo escenarios de rentabilidad como los históricos, pero algo optimistas si uno proyecta rentabilidades menores», explica.

Respecto de las otras cuatro iniciativas, éstas apuntan a  terminar con la distinción entre obreros y empleados en el Instituto de Seguridad Laboral, de forma de igualar sus beneficios médicos y  frente a riesgos laborales; la creación de un contrato especial para estudiantes de educación superior que quieran trabajar, y evitar obstáculos en el acceso a becas; mejorar las condiciones de jubilación de quienes realizan trabajos pesados; y, por último, mejorar el acceso de los trabajadores independientes al seguro contra riesgos del trabajo y  contra enfermedades profesionales.

Además, se le dará urgencia a dos proyectos que ya están en el Congreso, la reducción de jornada y mejora de condiciones para empleadas de casa particular y el teletrabajo.

Detalles de estas iniciativas se darán a conocer esta jornada.

FIN DE LAS AFP En la marcha y posterior acto organizado por la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), su presidenta, Bárbara Figueroa, aseguró que «los trabajadores de Chile queremos terminar con la AFP, esa es nuestra gran demanda».

También destacó la necesidad de mejorar la institucionalidad laboral en cuanto a las necesidades de los trabajadores en sus trabajos.

Además,  fue enfática al indicar que no van a cambiar de posición ante la propuesta de 250 mil pesos de piso salarial.

La organización sindical   ratificó la convocatoria a un paro nacional para el próximo 11 de julio.

1 de mayo en el mundo: Piden fin de medidas de austeridad

Alrededor del mundo también se conmemoró el Día del Trabajador.

Es que las cifras de desempleo récord generaron incertidumbre y malestar.  Miles de personas se manifestaron en distintas partes de Europa, esperando persuadir a los gobiernos de la zona euro de que alivien las medidas de austeridad e impulsen el crecimiento.

En España, Grecia, Italia y Francia miles de personas salieron a las calles para exigir empleos y poner fin a los recortes presupuestarios.

En España, miles de manifestantes tomaron la calle  Gran Vía, agitando banderas y portando pancartas que decían «Esa austeridad arruina y mata» y «Reforma = Robo».

La economía española se ha contraído siete trimestres consecutivos y el desempleo alcanza el 27%.

En Atenas, las manifestaciones se desarrollaron pacíficamente, con unos 5.000 trabajadores en huelga, jubilados y estudiantes marchando al Parlamento con pancartas que decían: «No nos convertiremos en esclavos, salgan a las calles».(PULSO)