Dinamización de la economía, seguridad ciudadana, educación y salud pública fueron las prioridades que fijó el cónclave de la Nueva Mayoría luego de casi cinco horas de reunión entre los máximos dirigentes del conglomerado. En cuanto a la nueva constitución, el ministro Peñailillo señaló que desde 2015 comenzará el proceso de análisis, sin fijar fechas para su promulgación definitiva.

Con un breve comunicado de no más de tres minutos, finalizó el cónclave de la Nueva Mayoría en el cual por casi cinco horas estuvieron reunidos ministros de estado, presidentes de partido y jefes de bancada de la Nueva Mayoría, junto a los presidentes de la Cámara y del Senado.

Las principales conclusiones a las que arribaron luego de este comité político ampliado, fue que se priorizará la dinamización de la economía, seguridad ciudadana, transporte público y educación y salud públicas, además de hacer un llamado a cuidar el lenguaje político y la amistad cívica, señaló el ministro del lnterior, Rodrigo Peñailillo, quien fungió como vocero de esta reunión.

“Vamos a priorizar con mucha fuerza la dinamización de la economía, la seguridad ciudadana, la educación pública, la salud pública, así como los temas de transporte, entre otros temas de prioridad de la gente. En lo referente a la nueva constitución, el próximo año daremos inicio al proceso democrático, participativo e institucional que nos permita formular una nueva Constitución”, dijo Peñailillo.

Con respecto a la Carta Fundamental, una de las promesas de campaña de la Presidenta Michelle Bachelet, sólo se señaló que desde el próximo año comenzará el estudio de una nueva carta fundamental, aunque no se especificaron plazos ni mecanismos para concretarla.

En este sentido, el senador y presidente de la DC, Ignacio Walker, se refirió a este punto, expresando que el 2015 se iniciará el proceso para llegar a una nueva Constitución, aunque nadie sabe en qué terminará dicho camino.

“El año 2015, no el 2014 ni el 2016, echamos a andar un procedimiento, un mecanismo democrático, institucional, participativo para llegar al final del túnel a definir una nueva Constitución. Nadie sabe en qué va a terminar eso, pero sí sabemos que tiene que lograr concitar un amplio acuerdo, pero vamos a echar a andar ese mecanismo porque es un compromiso que tenemos con la ciudadanía, y lo vamos a cumplir porque estamos en el mismo barco”, sostuvo Walker.

El líder de la Falange, además expresó su satisfacción con este cónclave ya que declaró que esta vez fueron escuchados todos sus planteamientos con respeto y altura de miras.

Por su parte, el senador del MAS, Alejandro Navarro, señaló que uno de los desafíos que deberá enfrentar el Gobierno el próximo año, es revertir la pérdida de alumnos en la educación pública, de la cual señaló que no se ha hablado mucho, por lo que pide que para el próximo año el presupuesto sea generoso, y de paso generar aliados para la Reforma Educacional.

“Ojalá me equivoque pero creo que el próximo año vamos a perder mucha matrícula en la educación pública, y la única manera de revertir esa pérdida es generando mejores condiciones para la educación pública, y sobre eso, francamente, hemos hablado poco. Muchos proyectos de ley, poca acción directa para mejorar la educación pública y eso yo espero que se corrija con un gran Presupuesto a partir marzo de 2015, y que Eyzaguirre amplíe su base de asesores, amplíe su base operacional y tengamos debate en las regiones, que han estado totalmente ausentes de esta controversia. No hay ningún aliado, digámoslo francamente”, enfatizó Navarro.

Con respecto al ambiente político actual, el ministro del Interior expuso la necesidad de terminar con el debate subido de tono, tanto en la oposición como desde la coalición oficialista, por lo cual hizo un llamado a moderar la discusión, intercambiando críticas constructivas y con altura de miras.

El presidente del Partido Radical, Ernesto Velasco, dijo compartir dicha apreciación e hizo un llamado a que se revierta la odiosidad en la escena política ya que, finalmente, nadie sale beneficiado: “Aquí nadie puede tirar la primera piedra. Cuando hay un clima crispado eso no le es favorable a un gobierno que tiene mayoría parlamentaria en la Cámara y en el Senado. Nosotros somos los más responsables porque tenemos la conducción del país. Tenemos la responsabilidad del gobierno, por lo tanto mejorar ese clima es una responsabilidad de todos nosotros. Yo creo que en eso todos tenemos que asumir con mucha modestia y humildad que podemos hacer mejor las cosas”, señaló Velasco.

Finalmente, el diputado y presidente del Partido Socialista, Osvaldo Andrade, se mostró satisfecho con esta reunión y proyectó el arduo trabajo pre legislativo ante la amplitud de los contenidos que se tendrán que abordar de aquí al 31 de enero, fecha que marcó uno de los hitos que tendrá el gobierno de Bachelet para sacar adelante el primer grupo de reformas que se han planteado, como la Reforma al Binominal, la creación del Ministerio de la Mujer, y la promulgación del Acuerdo de Vida en Pareja.(RADIO U. DE CHILE)