Glencore -una de las multinacionales mineras que más afectada se ha visto por la baja del cobre – anunció la puesta a la venta de un conjunto de pertenencias mineras que incluye a Lomas Bayas, una de sus mayores operaciones en Chile.

De concretarse, el negocio se sumará a otros relacionados con faenas mineras en Chile que fueron cerrados en los últimos doce meses. Se trata del 50% de Barrick Zaldívar -adquirido por Antofagasta Minerals en US$1.005 millones-; la mina Candelaria, comprada por la sueca Lundin; y la división Norte de Chile de Anglo American, que incluyó los yacimientos Mantoverde y Mantos Blancos y cuyo nuevo controlador es un fondo de inversión liderado por el ex CEO de la minera, Andrew Mackenzie.

Lomas Bayas, que inició sus operaciones en 1998 -de la mano de la canadiense Westmin- y que adquirida por Glencore como parte de los activos pertenecientes a la suiza Xstrata, produjo en 2014 unas 66.400 toneladas de cobre, lo que corresponde al 1,2% del total de la producción nacional de cobre.

Según publicó Reuters, la operación de venta de activos anunciada ayer forma parte de un amplio plan que Glencore esbozó el mes pasado para recaudar dinero a fin de reducir en cerca de un tercio sus US$30.000 millones de deuda neta.

“Glencore ha anunciado hoy (ayer) el inicio de un proceso para vender operaciones 100% propias. Se trata de la mina de cobre Cobbar, en Australia; y Lomas Bayas, en Chile. Este proceso de venta es en respuesta a numerosas expresiones de interés no solicitadas por estas minas por parte de varios compradores potenciales. Esto permitirá a los eventuales adquirientes entregar una oferta por una o ambas minas y podría o no traducirse en una venta. Glencore difundirá una actualización sólo si en el caso de una venta u otro evento”, señaló la firma en un comunicado.

El mayor activo de Glencore en Chile es el 44% de Doña Inés de Collahuasi, la segunda minera de mayor producción en el país -después de Escondida-, en la que es socia de Anglo American. Adicionalmente, desarrolla el proyecto hidroeléctrico Energía Austral, junto con la australiana Origin Energy.

Ayer Glencore marcó una caída de 6,16%, sindo la acción del FTSE que más se contrajo.(PULSO)