Los ejecutivos más poderosos de la industria están en Chile para la reunión anual del sector. A discutir: la mayor sobreabundancia mundial de cobre desde que comenzó el súper ciclo. FOTO EMBARQUE COBREEntre los personajes claves en Cesco 2014 están Thomas Keller, director ejecutivo de Codelco; Hennie Faul, jefe de cobre de Anglo American; y el gerente general de Antofagasta Minerals, Diego Hernández.

De que el superciclo del cobre está llegando a su fin, no hay dudas. Lo que está en debate es el impacto que tendrá a largo plazo en el precio del metal rojo y cómo golpeará a la economía chilena.

Esta semana tienen cita en Chile los ejecutivos más poderosos de la industria para la reunión anual del sector. A discutir: la mayor sobreabundancia mundial de cobre desde que comenzó el superciclo. Los gigantes de la industria se reúnen bajo la sombra del enfriamiento chino y la amenaza de sobreoferta. La producción mundial está ocurriendo justo en momentos en que el crecimiento de la demanda de China está cayendo.

De acuerdo a un reportaje de Bloomberg, las mineras están reaccionando poniendo freno a sus planes de expansión y apuntalando sus balances. En Chile se abrirán tres minas en un año, más de lo que se ha abierto en la última década.

“La demanda no va a crecer por el mismo margen, lo que va a generar un superávit significativo”, dijo Álvaro Merino, jefe de investigación de la sociedad minera chilena Sonami, en entrevista con Bloomberg. “Este aumento se va a ver realmente en el segundo semestre de este año. ”

Entre los personajes claves en Cesco 2014 están Thomas Keller, director ejecutivo de Codelco; Hennie Faul, jefe de cobre de Anglo American; y el gerente general de Antofagasta Minerals, Diego Hernández. Este año sus minas ayudarán a elevar la producción chilena a un récord de 6 millones de toneladas métricas, rompiendo una década de estancamiento, dijo Merino .

El exceso de Ampliación

Las nuevas minas ayudarán a aumentar la producción mundial en un 4,7 por ciento en 2014 y un 7,3 por ciento el próximo año, según el International Copper Study Group, con sede en Lisboa. Eso se compara con una estimación de crecimiento de la demanda del 3,2 por ciento y 3,6 por ciento en 2015. GIEC, una organización intergubernamental de países que participan en el negocio del cobre, prevé un superávit de metal refinado de cerca de 405.000 toneladas este año, excluida la variación de existencias no declaradas, la mayor desde 2001.

CRU estima un superávit este año de 140.000 toneladas, dijo Vanessa Davidson, gerente del grupo de metales de cobre en el investigador con sede en Londres, en una entrevista realizada el 24 de marzo. Eso es casi cuatro veces más grande que lo estimado previamente. El exceso se ampliará a cerca de 250.000 toneladas en el año 2015 antes de superar 400.000 toneladas un año después, dijo Davidson en el momento .

El precio de cobre a futuro ha caído 10 por ciento este año en la Bolsa de Metales de Londres. Los precios alcanzaron el nivel más bajo desde el año 2010 el mes pasado, en medio de la preocupación por la caída de la demanda en China y la liberación de metal retenido como garantía financiera.

Estímulo Chino

Los esfuerzos de China para estimular el crecimiento y la forma en que afectará el equilibrio del mercado serán un punto clave de conversación en la cena de esta semana, que se celebra tradicionalmente en el Club Hípico, según Patrick Cussen, presidente del Directorio de CESCO ubicado en Santiago .

Las exportaciones chinas cayeron en febrero con la cifra más alta desde 2009, según lo publicado por el gobierno de ese país el 8 de marzo. El gobierno impulsará las redes ferroviarias en el centro y el oeste de China y dará incentivos para construir viviendas de bajo costo, medidas que podrían impulsar la demanda de metales.

Congelación de Inversiones

La caída del precio ha obligado a las empresas a frenar proyectos que pudieran hacer que la escasez de la última década vuelva tan pronto como en 2017, según Sonami .

Alrededor del 40 por ciento de los US$ 110 mil millones en proyectos bajo estudio en Chile se están revisando o se han pospuesto, dijo Merino de Sonami. Además, gran parte de la inversión que se necesita es para reemplazar la caída en la producción de las actuales minas que llevan décadas de operación. Las empresas mineras gastaron US$ 54 mil millones entre 2004 y 2012, sin que aumentara la producción, según Sonami .

Amenaza de Interrupción

Una interrupción importante de una mina también puede recrear las condiciones difíciles del mercado de la última década, dijo Kenneth Hoffman, jefe de investigación en metales y minería en entrevista con Bloomberg.

Las interrupciones en las minas costaron más de 800 mil toneladas al año entre 2003 y 2009 a causa de las interrupciones laborales, condiciones climáticas adversas y las dificultades técnicas, dijo Hoffman. Eso se redujo a alrededor de 400.000 toneladas al año desde que la crisis financiera produjo un menor número de huelgas en las principales minas.

La mayor amenaza sigue siendo un terremoto más destructivo en Chile, uno de los países más propensos a terremotos en el mundo, con una línea de falla que recorre la longitud de sus 4.270 kilometros de costa. Un sismo de 8,8 grados de magnitud en febrero de 2010 y los tsunamis mataron a más de 500 personas y causaron US$ 30 mil millones en daños y pérdidas, incluyendo las interrupciones en las minas en el centro de Chile a cargo de Anglo American y Codelco.

“Hay demasiada oferta”, dijo Jorge Mariscal, jefe de inversiones de los mercados emergentes de UBS Wealth Management , en una entrevista en Río de Janeiro. “Vemos que los precios del cobre planos en los próximos 12 meses. “(EL MOSTRADOR)