Los resultados se vieron afectados por los pobres desempeños de sus unidades en Sudáfrica y los problemas operativos en la mina Collahuasi en Chile.

La minera Anglo American reportó este viernes una caída mayor a la esperada de sus ganancias durante el primer semestre y decepcionó aún más a los inversores con un retraso de 12 meses en su proyecto de mineral de hierro en Brasil.

La debilidad en los precios de las materias primas y los costos persistentemente altos, que presionan los márgenes, han afectado los resultados presentados hasta ahora por las principales mineras. Esta semana, la brasileña Vale informó sus peores ganancias en casi dos años.

Anglo American reportó una caída de un 38% en su ganancia operativa, ubicándose en US$ 3.700 millones, de lo que culpó a un aumento en los costos de producción y a un pobre desempeño del carbón, en particular.

La caída en los precios significó por si sola un golpe de US$ 1.800 millones en los resultados.

Los nuevos retrasos en el proyecto brasileño Minas Rio fue otro golpe. Los analistas ahora dudan de la capacidad de la minera de desarrollar un depósito de carbón recién adquirido en Mozambique, donde podría verse afectada por falta de infraestructura.

Anglo dijo que espera que Minas Rio, adquirido en el 2008 en uno de los acuerdos más controvertidos de la firma, comience a embarcar mineral en la segunda mitad del 2014, un año más tarde que lo previsto.

“A menos que se despejen esos escollos no podemos determinar la fecha de la primera producción”, dijo la presidenta ejecutiva de Anglo, Cynthia Carroll.

La ejecutiva agregó que Anglo había aumentado su equipo de abogados para lidiar con los problemas legales y las licencias, de las que ha asegurado cerca de 200 para Minas Rio.

Anglo -que el año pasado volvió a elevar el costo estimado de la mina de mineral de hierro, advirtiendo que podría llegar a US$ 5.800 millones- dijo el viernes que está evaluando el impacto de los nuevos retrasos en los costos e informará al mercado a finales de este año.

“La mayor decepción es en torno a Minas Rio, donde se ha anunciado un nuevo retraso de 12 meses, condicional a conseguir todas las aprobaciones regulatorias, ambientales y a despejar los problemas legales para finales del 2012”, dijo Patrick Jones, analista de Nomura.

Carroll dijo que se había reunido en Londres con la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, para intentar un mayor apoyo al proyecto.

Las acciones de Anglo caían cerca de un 4% en Londres.

Resultados afectados por Sudáfrica y Chile

Los inversores esperaban pobres resultados de Anglo en el inicio del año después de que sus unidades en Sudáfrica Kumba Iron Ore, Anglo American Platinum y De Beers reportaran un débil primer semestre.

Pero los analistas afirman que los costos se han mantenido altos en todo el grupo y que tanto los resultados del cobre como del carbón -en particular una caída de un 70% en las ganancias por carbón metalúrgico- fueron peores a lo esperado.

La ganancia operativa del negocio del cobre cayó un 30% debido a que la mejoría de la expansión de su proyecto Los Bronces, en Chile, no pudo compensar los conflictos en otros yacimientos, incluyendo un clima adverso, huelgas y problemas operativos en su mina chilena Collahuasi.

El carbón fue otro punto de debilidad, por la baja tanto del carbón metalúrgico como térmico. El grupo estimó que los recortes de producción de algunos yacimientos estadounidenses debería ayudar a rebalancear el mercado para fines del 2012.

La ganancia operativa de sus principales operaciones de mineral de hierro, que representan casi la mitad de las utilidades, bajó un 28%. (EMOL)