Un nuevo paso en sustentabilidad dio Codelco al aprobar la licitación para la construcción, en minera Gaby, de la planta termo solar más grande del mundo que se emplazará en 13.2 hectáreas en las cercanías de la nave de electro obtención. 

Este es el segundo gran esfuerzo que realiza Codelco por dotar a sus operaciones con proyectos de energías renovables no convencionales. El primero fue Calama Solar 3 que dota de electricidad a la división Chuquicamata.

La adjudicación de la construcción y operación de la planta recayó en el consorcio formado por la empresa nacional Energía Llaima SPA y la danesa Sunmark, que durante diez años tendrá la concesión de este mega proyecto, tiempo que podría prolongarse por la gran vida útil de los equipos que se utilizarán.

El servicio de suministro contempla la construcción de una planta termo solar, que ocupará colectores planos 99% reciclables, con una superficie colectora de 39 mil metros cuadrados y un estanque para almacenamiento de agua caliente de tres mil metros cúbicos. La planta se emplazará en las cercanías de la nave de electro obtención de Gaby, en un terreno de 13,2 hectáreas que se entrega en comodato.

El proceso de electro-obtención, desde el punto de vista energético, es intensivo en el uso de combustible diesel para el calentamiento del electrolito, a una temperatura de 50°C, aproximadamente. Para esto disponen de calentadores diesel cuyo consumo anual asciende a ocho mil m3 para la producción de 120 mil toneladas de cobre fino al año. La planta también proveerá calor para servicios menores como lavado de cátodos y calentamiento de reactivos.

Julio Aranis celebró la firma del contrato explicando que se inserta «netamente en nuestro proyecto estructural de sustentabilidad y nos permite no sólo ser consecuente con nuestra política sino generar un modelo de negocio satisfactorio tanto para Energía Llaima como para Codelco y en particular para Minera Gaby. Este es un gran inicio y estamos esperanzados que el desarrollo de esta planta será oportuno en plazo y presupuesto para comenzar a disfrutar de esta energía lo antes posible», agregó el vicepresidente de Operaciones Norte.

«El desarrollo de este proyecto es un paso relevante en el compromiso de Minera Gaby con la sustentabilidad de la operación. Nos permite satisfacer de forma óptima un requerimiento operacional con los recursos disponibles en nuestro entorno, como es la energía solar», señaló Claudio Olguín, gerente general de Minera Gaby.

Por su parte, Ian Nelson, en representación de Energía Llaima SpA, recalcó que la planta solar está diseñada y concebida de acuerdo con el estado del arte de la tecnología, siendo esta la más apropiada para estos procesos dada su robustez y confiabilidad. El ejecutivo de Energía Llaima destacó además el modelo de negocio utilizado que consiste en una venta del servicio de energía y no de compra de una planta. «El modelo permite acotar los riesgos de manera bastante inteligentes, donde nosotros como proveedores corremos con los riesgos técnicos y operacionales de la planta; y Codelco firma una obligación de compra de la energía en la medida que ésta está disponible», explicó.

El consorcio Energía Llaima – Sunmark dispondrá de un año para construir e iniciar las operaciones de su planta solar térmica. Siguiendo con las acciones sustentables, es posible que esta experiencia sea replicada en otras faenas de Codelco.(MERCURIO CALAMA)