FMC se pronuncia respecto a PL que modifica el Código del Trabajo por Turnos Mineros

1198

Una nueva modificación al Código del Trabajo en su artículo 38 inciso séptimo, presentaron un conjunto de parlamentarios impulsados por la precursora de esta idea, la diputada Paulina Núñez y que tiene que ver con realizar cambios a los sistemas de turnos establecidos por las empresas sólo del ámbito minero, en cuanto al fenómeno de la conmutación y jornadas excepcionales. Tal iniciativa, no ha dejado indiferente a la Federación Minera de Chile, representante de casi 8.000 trabajadores y trabajadoras del rubro, por lo que quizo entregar su opinión al respecto.

“Con todo, las jornadas que exceden de siete o más días, solo podrán autorizarse cuando el trabajador acredite que tanto él como su cónyuge o conviviente civil, cuando lo hubiere, tengan residencia en la región donde se realice la ejecución del trabajo. No estarán afectos a fijar residencia común los trabajadores que, estando casados, se encuentren en la situación que contempla el Capítulo III de la ley 19.947 sobre Matrimonio Civil y aquellos que acrediten ser parte en un juicio de divorcio, nulidad de matrimonio o estén solicitando la declaración de muerte presunta de su cónyuge o conviviente civil”.

Este es el apartado que se incorporaría luego del final del inciso séptimo, luego de una serie de pasos, en los que, parte con la discusión en la Comisión de Trabajo del Senado, trámite que podría tardar al menos un mes, posteriormente debatido en la Comisión de Minería y así continuaría su normal curso en el que “podría diluirse como tantos otros poco meditados y fundamentados proyectos de ley”, aseguran desde la Federación.

Cabe señalar, que esta idea no es innovadora, ya que en el año 2017 ya había sido planteada y no habría tenido asidero. Esto según la multisindical, a raíz de “los periodos preelectorales o las campañas políticas, siempre son prolíficas a la generación de proyectos de leyes, que debido a lo débil de su sustento, inexorablemente su destino es ser archivados y posteriormente olvidados”.

Para el sector trabajador, resulta curioso que sea éste el obligado a acreditar, en circunstancias que es el empleador quien tramita la Jornada Excepcional, además de no pronunciarse acerca de la residencia que deberán tener los trabajadores una vez aprobada la JE, ni tampoco se hace alusión a qué entidad emitirá una certificación de residencia válida. Por consecuencia, señalan abusa de improvisaciones y oportunismos.

En cuanto a la Conmutatividad 

El recién presentado Proyecto de Ley, según los sindicalistas, pretende hacer una suerte de “Ordenamiento Territorial”, omite un análisis sobre las verdaderas razones que no harían atractivas a las regiones mineras, no respondiendo o asumiendo el hecho de que éstas han crecido un 39% en su población entre 2002 y 2012. Mientras las no mineras, solo lo han hecho en un 28%. Tampoco que la Región de Antofagasta en la proyección de población entre 2002 y 2020, crezca un 43% más que el promedio del país.

Existe un número significativo de trabajadores que proviene de regiones no mineras y han migrado sea en su generación o en la de sus padres. De este modo, una vez establecidos, sus hijos no permanecen en ellas pues se educan en regiones distintas, particularmente RM. Cabe preguntarse, ¿Cuál sería el panorama demográfico de estas regiones si no existiese minería? Con seguridad, la densidad de las regiones no sería mayor a la de Aysén o Magallanes.

Otro tema a considerar, es el de los desplazamientos en un trabajador conmutante. Las extensas horas de viajes, que pueden llegar a las 20 horas o más, que indudablemente son extraídas de las de descanso, sumado a la exposición de accidentes de trayecto, convierten a este trabajador en migrante, sobre todo si las condiciones de vida y la estabilidad laboral hacen atractiva la permanencia del grupo familiar en estas regiones. Por contrapartida, se deben mantener estables las plazas de trabajo, impidiendo la desvinculación masiva de trabajadores (as), ya que los impactos en la población trabajadora de una región X, se van a ver más o menos afectados si todos los residentes despedidos pertenecieran a esa zona.

Algunas Cifras que ameritan análisis

De acuerdo al informe de la consultora Zahler, para el caso de los trabajadores de Teck Quebrada Blanca, faena emplazada en la primera región de Tarapacá, si los más de 1.300 trabajadores que laboran en ella viviesen en la misma región, generarían en consumo aproximadamente de 10 millones de dólares al año, es decir, cada trabajador consume anualmente US $ 7.313 en la región. Ahora bien, a modo de extrapolación de datos, uno de la segunda región, debiera gastar en consumo US $ 7.685. Un trabajador promedio en la Segunda Región gana US $30.525 anual, es decir, sólo un 25% de su ingreso es capturado por la residencia.

Por otro lado, si los 22.600 trabajadores que conmutan (42,2%) gastasen el consumo estimado en la región, aportarían 166 millones de dólares. Como dato interesante, la huelga de Escondida costó US $ 740 MM.

Asimismo, un 14,4% de los ocupados que trabaja en Antofagasta proviene de otras regiones. Un 4,0% proviene de Coquimbo y percibe ingresos medio y mediano 1,2 veces los recibidos por aquellos que viven y trabajan en Antofagasta. Por otra parte, un 2,7% proviene de la Región Metropolitana y obtiene ingresos medio y mediano 1,8 veces los de aquellos que viven y trabajan en la región.

Frente a lo que plantean los parlamentarios y pese que este proyecto se ampare en “voces expertas” que han participado en el debate por la conmutabilidad, para el asesor legal de la FMC, el Abogado Raúl Osorio, señala que, “la procedencia de una legislación como la que se está gestando, deberá sortear un duro escollo en la constitución, la cual establece en la letra a) del art. 7, “Toda persona tiene derecho a residir y permanecer en cualquier lugar de la república, trasladarse de uno a otro y entrar y salir de su territorio…”, puntualiza.

En representación de los trabajadores y trabajadoras agrupados en la multisindical, el Presidente de la Federación Minera de Chile, Gustavo Tapia Campos, salió a expresar la postura de la clase trabajadora frente este tema, señalando, “Este proyecto ya había sido presentado en 2017 y no ha cambiado nada desde entonces, desde nuestro punto de vista, coarta la libertad ambulatoria e impide el derecho que manifiesta la carta fundamental, de todo ciudadano a vivir en cualquier parte de la República, por lo que no vemos con muy buenos ojos esta iniciativa que sin duda, no descartamos interponer acciones constitucionales en contra de este proyecto”, enfatizó el máximo timonel de la organización sindical superior.

Asimismo el dirigente finaliza agregando, “vale la pena preguntarse ciertas interrogantes antes de dar por sentado una modificación en la legislación respecto a cambios de turnos, como por ejemplo, ¿Si existiera educación de calidad, especialidades y facilidades de acceso a la salud, espacios públicos y viviendas adecuadas, los trabajadores seguirían conmutando o migrarían? o ¿Las regiones donde se ejecutan los proyectos se han debilitado demográficamente? o ¿cuántos de los trabajadores que se han radicado en las regiones donde se ejecutan los proyectos provienen de otras distintas?…¿amerita análisis?, Sí”.

Federación Minera de Chile

Área de Comunicaciones