FMC realiza Conversatorio «10%: El Principio de la Caída del Sistema Forzoso de Pensiones»

El término de la dictadura militar de Augusto Pinochet hace más de 30 años nos dejó una de sus políticas más controversiales y que hoy en un hecho histórico y democrático está cada día más cerca de su fin. El llamado «Milagro Chileno» invención «genial» de sus economistas entrenados en EE.UU., los Chicago Boys, que implementaron en 1980 el Sistema de Administración de Fondos de Pensiones (AFP) ya no resiste más y exige un cambio estructural y radical en materias de la Seguridad Social.

Este modelo privado de pensiones hoy se encuentra más que nunca en el ojo del huracán y esto debido a la tramitación del Proyecto de Ley que permitiría retirar el 10% de los fondos de pensiones a todos las y los trabajadores que posean cotizaciones de ahorro previsional, esto enmarcado en el contexto del estado de Excepción por catástrofe que rige en nuestro país desde iniciada la pandemia y que ya fuera aprobado por la Cámara de Diputadas y Diputados el miércoles 15 de julio.

Frente a esta contingencia, la Federación Minera de Chile, a través de su presidente, Gustavo Tapia Campos, organizó y realizó ayer el Converatorio «10%: El Principio de la Caída del Sistema Forzoso de Pensiones» en el cual el Asesor Previsional de la FMC, Manuel Cofré Pérez, expuso acerca del modelo de capitalización individual que opera en nuestra economía, sus orígenes, características, reformas y fundamentos por los cuales ha despertado la furia de millones de chilenas y chilenos.

Como es sabido, Chile fue el precursor a nivel mundial de la privatización en materias de seguridad social, donde los ahorros de millones de afiliados forzosos fueron puestos en entidades financieras que supuestamente reinvertirían en mejorar y alimentar la economía nacional, promesa de la cual todos y todas fuimos incautas víctimas.

Frente a esto, el asesor previsional, hizo hincapié que hoy la importancia que cobra el proyecto de Ley que ya pasó a discusión en la Comisión de Constitución del Senado, recae principalmente en «Que se ha abierto la puerta para derrocar un sistema forzoso que se hizo a la medida de los empresarios y que los gobiernos durante 30 años han protegido en detrimento de las y los trabajadores de este país», esgrimió Cofré.

Una de las principales debilidades que presenta hoy este proyecto, a juicio del entendido en el tema, es el rechazo al Fondo Colectivo Solidario de pensiones, que suponía que los recursos retirados se financiarían con aportes de los empleadores y del Estado y que debería ser administrado por una entidad pública y autónoma. Esta situación le habría restado fuerza al proyecto, dejando en tela de juicio el mecanismo con el que se le dará respuesta a los afiliados que hagan uso voluntario de esta posible reforma Constitucional.

Además, el Abogado y Asesor Legal de la FMC, Raúl Osorio, realizó una breve y detallada explicación del proceso legislativo del proyecto de Ley de retiro del 10% de los fondos de AFP, contemplando sus trámites ya celebrados, como las acciones venideras, donde el Senado juega un rol fundamental y que pese a mostrar mayoría en la Comisión de Constitución, el gobierno plantea e insiste en la necesidad de subir el quórum de la iniciativa para legitimar el proceso.

En la oportunidad en que hubo una gran participación de asistentes a través de la plataforma zoom generada para esta instancia, estos pudieron plantear dudas, opiniones e incluso debatir frente a las implicancias que podría tener la promulgación de esta Ley, como así también un eventual y radical cambio en el sistema de pensiones. Así, muchos de los presentes agradecieron la posibilidad de participar en estas dinámicas virtuales, con temas de interés transversal y señalando «que no responden solo a una situación actual, sino que son materias imprescindibles para entender que de una buena administración de nuestros ahorros depende nuestro futuro y de nuestras familias».

Con más de 5,5 Millones de cotizantes parte del sistema de capitalización individual, las administradoras de fondos de pensiones obtuvieron en 2017 347 mil millones de utilidades netas. Las y los chilenos más pobres reciben una pensión final por debajo del salario mínimo, menos de US$400. Por otro lado, otra situación que le ha puesto un valor agregado a la molestia de la ciudadanía es que cuando se creó esta ley eximió a los integrantes de fuerzas militares y otros funcionarios estatales, cuyas abultadas pensiones hoy son prácticamente igual al ingreso que tenían cuando trabajaban. 

Cabe recordar que durante el proceso de transición a la democracia, desde 1990 el modelo ha tenido algunas reformas que solo han ido en beneficio de quienes reciben sus millonarias utilidades, manteniéndose, independiente de los partidos políticos de los gobiernos de turno, casi inalterable. Por lo que hoy esta apertura a generar el cambio constitucional que reformularía nuestro sistema previsional por uno que realmente asegure pensiones dignas y brinde la seguridad social propio de un Estado protector y solidario, resulta esperanzador a juicio de la gran mayoría de las y los chilenos.

Finalmente, es importante señalar que la ciudadanía se ha encargado de demostrar que es necesario establecer un sistema nuevo de pensiones con fines solidarios, administrado por una entidad que no tenga afanes de lucro, con un real financiamiento tripartito, donde empleadores pongan un mayor esfuerzo para que se logre un modelo que entregue seguridad social y pensiones dignas a quienes han dejado toda su vida y esfuerzo en el mundo del trabajo contribuyendo a la economía de este país.

Área de Comunicaciones

Federación Minera de Chile