Sondeo se inició por el arriendo de la unidad de ciclo combinado perteneciente a la Central Térmica Mejillones.La Fiscalía Nacional Económica (FNE) ya lo había anunciado a fines de 2013. Desarrollaría, como uno de sus focos, el análisis del mercado eléctrico, luego de un estudio sobre competencia que abrió varios interrogantes frente al sector.

El enfoque en dicho mercado habría dado con una de sus últimas indagaciones, pues el ente fiscalizador estaría analizando las consecuencias de un contrato realizado entre E−CL, de propiedad de la franco−belga GDF Suez; y AES Gener, la segunda generadora más importante del país en términos de capacidad instalada.

El contrato que estaría cuestionándose y sobre el cual la FNE ha solicitando información a distintos organismos, consiste en el arriendo, por parte de E−CL a AES Gener, de la unidad de ciclo combinado CTM 3 (310,13 GWh/Año) perteneciente a la Central Térmica Mejillones, operación que además cuenta con dos unidades más a carbón, alcanzando una potencia total de 2.587,6 GWh. El acuerdo también implica la venta de gas por parte de E−CL a Gener, para que esta última pueda generar energía en la ya mencionada unidad.

Los cuestionamientos

Fuentes conocedoras del asunto plantean que las dudas de la FNE tendrían que ver, principalmente, con tres aspectos: por qué E−CL no genera directamente en  su unidad, quemando su gas directamente; por qué el propietario de la unidad es también el vendedor de gas; y qué implicancias puede tener la operación en el mercado, considerando en este último punto el impacto en los costos marginales y en la disponibilidad de gas en el sistema.

“Lo complejo es la disponibilidad de gas para generar, ya que eso podría afectar la programación del CDEC−SING”, dice un conocedor del tema. Añade que si no hay gas, algunos competidores tienen que generar con otro tipo de energía más cara, lo que finalmente podría impactar a los costos marginales.

“Las perjudicadas son las empresas que tienen que comprar en el sistema para suministrar sus contratos. Si todos tuvieran calzada su producción con sus compromisos contractuales, no habría ningún efecto”, señala.

Una fuente del sector eléctrico agrega que el contrato entre las generadoras abre espacio para eventuales manejos de precios y que es necesario analizar una posible colusión, ya que éstas tienen un fuerte vínculo a través del contrato mencionado. Entre las dos, explica, manejan entre el 60% y 65% del mercado de suministro eléctrico en el norte del país. También comenta que las diferencias en los precios del gas natural anunciados por las firmas abren suspicacias, ya que los de E−CL rondarían los US$ 5 por millón de BTU, mientras que los de AES Gener, los US$ 15 por millón de BTU.

Otra fuente del sector, en tanto, dice que el contrato entre E−CL y Gener facilita energía más barata al sistema.

Desde la FNE, entidad que en paralelo realiza otra investigación en el sector eléctrico, específicamente sobre la reorganización de activos de Enel en Latinoamérica, rechazaron referirse al asunto y no precisaron si ya existe una investigación formal.(LA TERCERA)