Ex asesora jurídica fue encausada por falsificación de instrumento público. Ex subsecretario de Minería, Pablo Wagner, es uno de los imputados. Por el delito de falsificación de instrumento público, la Fiscalía Centro Norte formalizó a la ex jefa jurídica de la Subsecretaría de Minería, Jimena Bronfman, en el marco de la investigación por la fallida licitación del litio realizada en septiembre de 2012 por el Ministerio de Minería.

Bronfman quedó con la medida cautelar de firma mensual en la Fiscalía Centro Norte, mientras el plazo de la investigación se fijó en seis meses.
De acuerdo con la investigación del fiscal José Morales, Bronfman firmó un acta que acreditaba que Soquimich (SQM) cumplía con las bases exigidas en la licitación (que permitía explotar en el país 100 mil toneladas de litio anuales por 20 años), en circunstancias que la empresa no entregó en la forma correcta una declaración jurada que se exigía en el marco de la licitación. De haberlo hecho como correspondía, la empresa hubiera quedado inmediatamente fuera del proceso, pues al haber mantenido juicios contra el Fisco, quedaba inhabilitada para participar del concurso.

El ex subsecretario de Minería, Pablo Wagner, podría eventualmente ser formalizado en las próximas semanas por este mismo caso.

En el Séptimo Juzgado de Garantía actualmente se tramitan tres causas contra Bronfman por los delitos de falso testimonio, perjurio y falsificación de instrumento público. En las mismas, también se investiga al ex subsecretario Wagner, por los delitos de malversación de caudales públicos y fraude al Fisco. Además, Wagner está vinculado a una causa que lleva el Octavo Juzgado de Garantía de Santiago en la que se investigan los delitos de lavado de dinero y cohecho, en el denominado caso Penta.

Acuerdo unánime

Tras ser adjudicada a SQM la licitación por el litio en 2012, el proceso fue declarado inválido por el gobierno del ex Presidente Piñera, luego que otros participantes de la licitación reclamaran que SQM había incumplido las bases de licitación.

El acuerdo que concedió esta licitación a Soquimich fue adoptado en forma unánime por la comisión especial conformada por el gobierno de la época y que integraban Pablo Wagner, entonces Subsecretario de Minería; Jimena Bonfman, ex Jefe de la División Jurídica del Ministerio de Minería; Andrés Mc-Lean, Vicepresidente Ejecutivo de Cochilco; Julio Poblete, Director Nacional Sernageomin; y Alicia Undurraga, Jefe de Asuntos Internacionales del Ministerio de Minería.

Tras la adjudicación, la minera Li EnergySpa, que integraba el Consorcio “Posco Consortium” -que compitió con SQM en el proceso de licitación-, solicitó a Wagner (que ejercía como presidente del comité especial de licitación) invalidar el proceso por irregularidades vinculadas a la existencia de varias contiendas judiciales pendientes entre SQM y el Estado.

Antecedentes pasados por alto

Según se ha establecido en la investigación que lleva el fiscal José Morales, Bronfman como asesora jurídica de la comisión tenía la obligación de verificar todos los antecedentes legales e los oferentes, entre ellos la declaración jurada en la que indicaban no tener procesos judiciales pendientes con el Estado.

Al respecto, la carpeta investigativa del caso indicaría que Bronfman habría advertido sobre los pleitos judiciales que SQM mantenía con el Estado, pero los habría pasado por alto por orden del propio subsecretario Wagner.

 La complicada situación de Wagner por casos Penta y Litio

El ex subsecretario Pablo Wagner es uno de los que enfrenta la situación judicial más compleja dentro del Caso Litio, no sólo por las irregularidades detectadas en él, sino por que también enfrenta acusaciones en torno al caso Penta y Fraude al FUT.

Wagner (ex militante de la UDI desde los 90) es parte de una querella del SII contra María Carolina de la Cerda (cuñada de Wagner) por emitir “al menos 59 boletas de honorarios ideológicamente falsas entre los años 2009 al 2014, por $120 millones”, lo que motivó un allanamiento a las oficinas de SQM, por pagar dichos dineros para supuestas campañas políticas.

Paralelamente, Pablo Wagner es acusado de haber recibido -mientras era subsecretario- un pago bimensual de $3 millones desde el grupo Penta, situación que es investigada por el Ministerio Público.(LA SEGUNDA)