¿Fin de la actividad minera en Mina Invierno?

134

La compañía insistirá por medios legales agotando hasta la última instancia para revertir el complejo panorama en Isla Riesco.

Hace un par de meses que venimos enterándonos del difícil escenario que enfrentan los trabajadores y trabajadoras que laboran en la zona austral de nuestro país, específicamente en el yacimiento de carbón ubicado en Isla Riesco, Mina Invierno.

Y no es para menos la preocupación de los 7 sindicatos pertenecientes a la compañía que ven como se han ido despidiendo centenares de compañeros de labores, 230 de lo que va corrido el año y otros 150 despidos que se harán efectivos en estos días, anunciado en un medio local por la administración en una especie de ultimátum hacia los trabajadores.

Así también la sentencia fue lapidaria, solo el 10% de la dotación original permanecerá laborando hasta la paralización de las faenas que se produciría en noviembre del presente. Cabe recordar que esta decisión habría sido advertida por la empresa ligada a los grupos Angelini y Von Appen, luego que el tribunal ambiental de Valdivia interpusiera una medida cautelar prohibiendo las tronaduras, debido a la solicitud de opositores al proyecto, entre ellos parlamentarios de la zona y grupos ambientalistas.

Si bien, las pérdidas económicas son millonarias,  según el gerente general de Mina Invierno, Sebastián Gil, la empresa suma pérdidas por US$19 millones en el período enero-mayo. “Y en caso de detenerse la operación se proyecta que llegarán a unos US$40 millones de aquí a noviembre” (Revista PULSO) esta situación tiene un fuerte impacto social y laboral en la zona de Magallanes, ya que el 90% de los puestos de trabajo corresponden a mano de obra local, generando 1.000 empleos directos e indirectos en la zona.

Ante esto, es que el Sindicato de Trabajadores San Lorenzo de Mina Invierno, ha estado abocado estos últimos meses a buscar las herramientas para apoyar a los trabajadores y trabajadoras para impedir en la medida de lo posible que los impactos de la reducción de personal los afecte fuertemente. Por esto, el presidente de esta organización sindical, Lino Mansilla, señala “estamos buscando fórmulas de reconversión y métodos para evitar que más compañeros salgan despedidos, la incertidumbre sumado al impacto en el bienestar familar ha sido demoralizante, por eso nos preocupa sobremanera no solo el factor laboral sino también la sanidad mental de ellos”.

Finalmente, fuentes de la empresa, salen a clarar que no se trata de un cierre total de las operaciones como se ha señalado en algunos medios de comunicación, ya que estarían a la espera de la resolución del máximo tribunal de justicia y que creen será favorable para continuar con las tronaduras y anular la medida cautelar que hoy se los impide y tiene en vilo el futuro productivo de la carbonífera.