Federación Minera de Chile(FMC), en conjunto con la Federación de Supervisores de Codelco(FESUC) , la Federación de Supervisores de la Minería Privada(FESUMIN) y el Frente de Trabajadores Mineros (FTM) , participaron del Tercer Encuentro Minero, donde se analizó la problemática de la empleabilidad en el sector minero y la llamada “crisis del cobre”.En la ciudad de Calama se realizó el Tercer Encuentro Minero, en el cual participan las principales federaciones mineras del país, que agrupan  a trabajadores y profesionales de mineras privadas y estatales, quienes buscan hacer frente al denominado “fin del superciclo del cobre”, que principalmente se ha expresado en la desvinculación masiva y sistemática de trabajadores.

Al respecto ,el presidente de la Federación Minera de Chile (FMC), Gustavo Tapia, dijo que la mayor urgencia para el nuevo frente gremial es resguardar la empleabilidad, “porque perder 18 mil puestos de trabajo en forma directa es caótico, sin considerar todo lo que ha significado en las economías de las regiones y ciudades mineras, porque así es mucho más amplio. Por lo tanto es un tema que teníamos que abordar, una responsabilidad que no podíamos eludir”, recalcó.

Consultado sobre la posibilidad de coordinar movilizaciones, el presidente de la FMC, dijo que “aquí no hay ninguna herramienta, con la que cuentan los trabajadores, que podamos descartar a priori, ninguna. Es decir, todas las herramientas que nos puedan servir para que nuestros planteamientos sean considerados, escuchados, tomados en cuenta, las vamos a usar”.

Por su parte , el presidente de la Federación de Supervisores del Cobre (Fesuc), Ricardo Calderón, explicó que la idea de reunirse como trabajadores de las empresas de la gran minería, surge a partir de constatar que existen prácticas y políticas que se aplican transversalmente en la industria minera, que no obedecen a la lógica de cada empresa.

“Organizamos un primer encuentro en Antofagasta, cuando empezaron los despidos en Minera El Abra, previendo que esto podía ser una práctica que se extendiera al conjunto de la industria y así fue y a partir de eso, nos hemos empezado a organizar y articular”, detalló.

De igual modo, el presidente de la Federación de Supervisores de la Minería Privada (Fesumin), Carlos Zurita, aclaró que “en la próxima reunión, ya programada, participarán más sindicatos, pues de a poco hemos ido creciendo, porque creemos que todos los actores tienen que estar sentados en esta mesa, porque somos todos trabajadores, con diferentes roles, pero todos trabajadores”, dijo el dirigente, quien hizo ver que en esta reunión, por primera vez, la Federación de Trabajadores del Cobre, estuvo representada por los consejeros Hernán Guerrero y Miguel López.

 

SOLICITAN MESA CON CONSEJO MINERO

Si bien la empleabilidad es el tema más urgente para las federaciones mineras, el trabajo conjunto de la Federación de Supervisores del Cobre (Fesuc); la Federación Minera de Chile (FMC) , la Federación de Supervisores de la Minería (Fesumin) y el Frente de Trabajadores Mineros(FTM); considera un plan que va más allá de lo coyuntural, por lo mismo le plantearon al Consejo Minero instaurar una mesa de diálogo para elaborar una nueva política minera.

Al respecto el presidente de la Fesuc, Ricardo Calderón, dijo que “un objetivo que nos hemos ido trazando, y ya le hicimos llegar una carta al Consejo Minero, en la cual le planteamos una mesa de diálogo a largo plazo. Esto, considerando que Chile es un país minero, que concentra el 30% de cobre de las reservas del mundo, y tenemos importantes reservas de otros minerales”. “Por lo tanto -prosiguió- más allá de preocuparnos de la coyuntura, del precio del cobre, y de las situaciones particulares que han estado ocurriendo, y que también es materia de preocupación y la estamos abordando, nos interesa poder aportar en el debate y en propuestas para que este país tenga una política minera”.

GENERAR MÁS RIQUEZA

Gustavo Tapia, presidente de la Federación Minera de Chile, indicó que en materia de valor agregado , parte de lo que se ha discutido, es que “Chile ya no debiera exportar más concentrado de cobre, sino generar estructuras industriales que permitan fundir y refinar en Chile, que nos permita exportar cátodos y no concentrado y desarrollar toda una industria del conocimiento y el valor agregado en tono a la minería (…) Porque históricamente nos hemos conformado con exportar tierra y son otros los que hacen la riqueza”.

El dirigente agregó que además hay otros temas, como salud y situación en general de los trabajadores mineros en materia de seguridad, “que también exigen una mirada conjunta y exige que el mundo político, que toma las decisiones, que hace las leyes, tenga una contraparte desde el punto de vista laboral, así como los empresarios que están muy bien articulados y unificados.