Con la finalidad de solidarizar con las demandas de la comunidad de Calama, dirigentes y trabajadores socios de la Federación Minera de Chile llegaron hasta la capital de la provincia de El Loa a solidarizar con las demandas de esta zona del país que está exigiendo mayores recursos provenientes del cobre.

Fue así , que una delegación de la FMC participó de la nueva jornada de protesta realizada el martes 20 de marzo , en la cual más de 3 mil personas marcharon por las principales calles de Calama emplazando al gobierno a considerar las históricas peticiones de la ciudad que más aporta al erario nacional a través de la explotación del cobre.

En la ocasión, los dirigentes de la Federación Minera de Chile se reunieron con el alcalde Esteban Velásquez a quien entregaron el apoyo a nombre de los más de 10 mil socios que agrupa la FMC.

Al respecto, el edil, agradeció la presencia de la FMC, al igual como lo fue en el paro comunal realizado el 2011, coincidiendo con los trabajadores mineros en temáticas como la renacionalización del cobre y el agua.

Asimismo, una vez finalizada la multitudinaria marcha, los representantes de la FMC sostuvieron una reunión con la líder estudiantil Camila Vallejos y el presidente de la CTC, Cristian Cuevas, quienes también llegaron hasta Calama a apoyar las que consideraron “como justas demandas de una ciudad que por largos años ha permanecido en el olvido de los gobiernos de turno”.

Durante el encuentro con la vicepresidente de la FECH, los dirigentes de la Federación Minera de Chile reiteraron el compromiso adquirido por los trabajadores de la gran minería privada del país, en el marco de lo que fue el V Congreso de Sindicatos Mineros, COSMIN 2011, donde una de las resoluciones más importantes fue la de brindar apoyo irrestricto a las demandas del movimiento estudiantil, especialmente en lo que dice relación con una educación pública, gratuita y de calidad para todos.

De igual modo, en la oportunidad se planteó la necesidad de articular una gran movilización nacional, con el objetivo de presionar al gobierno a entregar una respuesta efectiva a las múltiples demandas sociales y de los trabajadores , por sobre los intereses del empresariado del país.