Tras el nuevo accidente carretero protagonizado por dos camiones la tarde de este miércoles en la ruta 5 norte,  a sólo nueve kilómetros del violento choque entre un camión de carga y un bus  ocurrido el lunes y que  dejó seis muertos en el cruce a la minera Mantos Blancos, la Federación Minera de Chile manifestó su  preocupación frente a las serias falencias que presentan las señaléticas  que fueron instaladas por las empresas encargadas de las obras de mejoramiento de rutas que se realizan en distintos puntos de nuestra región con motivo del pronto cobro de peaje.

En este sentido, Agustín Latorre, director de comunicaciones de la FMC realizó “un llamado a las autoridades pertinentes a fiscalizar el cumplimiento de las exigencias de seguridad para este tipo de trabajos ya que existe inquietud entre los trabajadores de nuestro sector que a diario se trasladan por distintas rutas que en estos momentos están siendo remodeladas como las carreteras que van a Mejillones y  Calama. La señalización de los desvíos y trabajos en la ruta es deficiente, por lo que nuestros asociados que se mueven por estos caminos en cualquier momento se pueden ver expuestos a la ocurrencia de un accidente que es mejor evitar”.

Precisó que “el 50% de los más de 10 mil trabajadores asociados que tiene la Federación Minera  laboran en faenas de la segunda región, por lo que estimamos que deben ser alrededor de 3 mil los trabajadores, entre supervisores, de planta y contratistas, que a diario se mueven por las carreteras de la zona las cuales presentan un alto riesgo de accidentabilidad”.

El dirigente además criticó “el proceso que inició el gobierno en torno a la privatización de las principales rutas de nuestra región, que está obligando a los antofagastinos a pagar peaje por trasladarse a los distintas ciudades y atractivos de la zona como La Portada y San Pedro de Atacama. Creemos que una buena alternativa para poder contar con rutas de alto estándar hubiese sido que las empresas mineras invirtieran en su mantención”.