16 MARZO 2017.-

La Federación Minera de Chile reiteró su apoyo y solidaridad con la movilización de los trabajadores de la minera Escondida una vez cumplidos los 35 días de la huelga. Su presidente, Gustavo Tapia, expresó que “rechazamos rotundamente las acciones de presión que está ejecutando la compañía con la finalidad de quebrar la unidad demostrada por los socios del sindicato en la lucha que llevan adelante”.

“No puede ser que aún estando en un proceso de huelga legal, continúen los abusos de parte de los supervisores, quienes actuaron de manera agresiva en contra de los trabajadores que se encuentran en puerto Coloso. El llamado es a no dejarse amedrentar y hacer caso omiso a las provocaciones que sólo buscan criminalizar el movimiento sindical”, proclamó Tapia.

El dirigente de la federación, que agrupa a 18 sindicatos de la gran minería privada del país, reiteró las críticas hacia Escondida indicando que “desde el inicio del proceso de negociación han tratado de imponer sus condiciones, incluso desconociendo los beneficios establecidos en el contrato colectivo y tratando de dividir a los trabajadores”.

“Están tratando de rebajar los sueldos en un 14% aumentando la jornada de trabajo a más de 12 horas e imponiendo un sistema de beneficios en dos niveles para los trabajadores antiguos y nuevos”, precisó el presidente.

“Reiteramos el llamado a minera Escondida y Bhp Billiton para que restablezca la mesa de negociación escuchando las demandas de los trabajadores, que con su esfuerzo han permitido aumenta en más de un 30% la producción de cobre, siendo son el sustento de las millonarias ganancias obtenidas”, exclamó Tapia.

Gustavo Tapia expresó su solidaridad, y la de las distintas organizaciones superiores de trabajadores mineros del país, que “respaldan a los empleados de minera Escondida, apoyando sus justas reivindicaciones”.