Ratificó sentencia que rechazó el desafuero sindical de dos dirigentes de un call center que paralizaron bajo procedimiento no reglado.

La Federación Minera de Chile, a través de su presidente, Gustavo Tapia, destacó el fallo de la Cuarta Sala de la Corte Suprema, que declaró inadmisible, por unanimidad,  un recurso presentado por la empresa de call center Actionaline Chile S.A  , en contra de la sentencia que rechazó el desafuero de los dirigentes Claudio Yutronic y  Rodrigo Carmona,

En este sentido, el presidente de la FMC, la cual agrupa a 18 sindicatos de la gran minería privada en Chile, señaló que “sin duda se trata de uno de los precedentes judiciales más importantes en materia de la defensa de los derechos de los trabajadores, el cual establece que el derecho a huelga está garantizado fuera de los procesos de negociación colectiva”.

“Creemos que , mientras en el Senado se viven días claves para aprobar el proyecto de reforma laboral, que ha tenido como centro de la discusión el reemplazo en huelga , el fallo de la Corte Suprema se convierte en un poderoso nuevo antecedente para la discusión y el cual creemos debe ser considerado por los parlamentarios antes de votar”, agregó el dirigente.

FALLO

El fallo de la Cuarta Sala de la Corte Suprema de Santiago, que ratifica la sentencia de la Décima Sala de la Corte de Apelaciones, señala textualmente  que  “la Constitución Política declara que la negociación colectiva con la empresa en que laboren, es un derecho de los trabajadores, salvo en los casos en que la ley expresamente no permita negociar”. Y agrega: “Actualmente la doctrina sostiene con unanimidad que la huelga se trata de un derecho fundamental, cuyo fundamento se sustenta en tratados internacionales de derechos humanos  (…) Por tanto, si ella es el contenido de un derecho fundamental, ha sido superada la tesis que sustentaba que la huelga era una “etapa indeseable” de la negociación colectiva, por lo mismo, tampoco puede sostenerse que cualquier huelga que se realice fuera de la negociación colectiva sea ilícita o contraria al derecho”.

Respecto del reemplazo en huelga, la Corte Suprema estableció que : “Si la huelga es un derecho fundamental, entonces, las medidas empresariales que lo limitan, como el reemplazo en sus dos versiones -contratando foráneos o moviendo internos- deben ser miradas como afectaciones que deberían eliminarse, porque en ambos casos sucede exactamente lo mismo: se deja a la huelga vacía de contenido -la empresa sigue operando normalmente- y la presión de los  trabajadores queda convertida en una caricatura – tocar pitos y bombos-”.