La Federación  Minera de Chile desea manifestar su preocupación y rechazo ante situaciones que han acontecido en empresas pertenecientes a la minería  extractiva privada  y que obligan a nuestra organización a declararse en estado de alerta frente a dichos hechos.

En primer lugar, manifestar que los despidos masivos acontecidos en la empresa minera Quebrada Blanca, los cuales afectaron a más de 150 trabajadores , de  acuerdo a la declaración de la empresa se fundan en variables de producción y sólo teniendo a la vista necesidades y utilidades de la empresa.

La FMC señala que gracias a una legislación laboral  que privilegia  las ganancias y utilidades de los grupos económicos nacionales e internacionales por sobre el derecho de los trabajadores, habitantes de nuestro país, una vez más priman los intereses de los empresarios por sobre el bienestar de aquellos trabajadores que durante toda su vida han brindado su trabajo para el desarrollo de dichas empresas, las  cuales ante la más leve disminución de sus utilidades  no escatiman en tomar medidas a costa del bienestar de sus trabajadores y sus familias.

Otro ejemplo , del inadecuado comportamiento que se encuentran asumiendo empresas vinculadas la minería privada, es lo que encuentra afectando a los socios del sindicato de Supervisores de empresa Meridian, El Peñón, quienes legítimamente se organizaron y han intentado negociar con su empleador, recibiendo primero una reacción contraria al principio pro operario que debieran asumir las Inspecciones del Trabajo, negando la existencia del sindicato,  y luego la negativa absoluta a responder al proyecto de contrato entregado por la directiva sindical a su empleador.

Sumado a lo anterior , también los trabajadores contratistas se ven afectados por esta clase de conductas. Es el caso de empresa Minera Los Pelambres, donde los trabajadores contratistas de empresas Sotrasal y Transportes Rojas, sufrieron despidos masivos al perder sus empleadores el contrato civil con la señalada empresa mandante.

Hacemos un llamado a la comunidad y en especial a los socios de nuestros sindicatos bases a estar atentos a este tipo de situaciones no sólo por solidaridad con aquellos trabajadores que se encuentran afectados hoy sino porque en el futuro puede ser cualquiera de nuestros socios.

Esta Federación declara que utilizará todas las herramientas necesarias para salvaguardar los derechos de sus afiliados y requiere que las autoridades competentes  cumplan su rol más allá de los intereses de unos pocos.

DIRECTORIO FEDERACIÓN MINERA DE CHILE