Atentos al desarrollo de los procesos de negociación colectiva, en las mineras  Spence y Cerro Colorado, pertenecientes a BHP Billiton, se encuentran los 18 sindicatos de la gran minería privada del país, que son socios de la Federación Minera de Chile.

De acuerdo a lo informado por la directiva del sindicato de minera Spence, un 98% de los trabajadores votaron la huelga legal, en el marco del proceso de negociación colectiva anticipado iniciado a comienzos del mes de noviembre.

La votación de los trabajadores se produjo después que fuera rechazada la propuesta presentada por minera Spence, la cual en nada satisface las aspiraciones de los socios del sindicato, ya que se estarían retirando varios beneficios ganados con anterioridad.

Tras la aprobación de la huelga legal por parte de los trabajadores, minera Spence solicitó los buenos oficios de la Inspección del Trabajo, por lo que se está a la espera de los resultados de la mesa de acercamiento que se estableció entre el sindicato y la empresa.

Por su parte, el pasado lunes 16 de noviembre, el sindicato de trabajadores de minera Cerro Colorado, iniciaron el proceso de negociación colectiva , con la entrega del proyecto al gerente de producción.

De esta forma, la directiva del sindicato de Cerro Colorado, informó que desde el lunes 23 noviembre se encuentran reunidos con los representantes de la empresa, en la ciudad de Santiago , por lo que dependiendo del diálogo , se analizará el camino a seguir.

Frente a estas negociaciones que enfrentan dos sindicatos socios de la Federación Minera de Chile, el presidente de la multisindical, Gustavo Tapia, señaló que “es justo que las empresas reconozcan el esfuerzo de sus trabajadores, por lo que nos encontramos atentos a los procesos que se viven en minera Spence y Cerro Colorado, donde las respectivas directivas están representando el sentir de los socios de dichos sindicatos, con la finalidad de alcanzar un mejor bienestar y nuevas mejoras para los trabajadores. En ese sentido, sin desconocer el escenario económico, creemos que aún así las empresas mineras se encuentran en condiciones de responder a las demandas de sus trabajadores”, precisó.