Este viernes el sindicato 1 de minera Zaldívar vota la huelga legal y supervisores de Centinela se aprestan hacer efectiva la paralización. Mientras el 2018 negocian la mayoría de los sindicatos de la minería privada del país, entre los que se cuentan los 3 sindicatos de BHP en Chile.

Un complejo escenario en el ámbito de las relaciones laborales en el sector minero avizora la Federación Minera de Chile, la cual aglutina a los 18 sindicatos más importantes de la minería privada del país.

Esto, en el marco del proceso de votación de la huelga legal por parte de los trabajadores de minera Zaldívar.

De acuerdo a lo señalado por Gustavo Tapia, presidente de la Federación Minera de Chile, “los meses venideros de aquí a fines de 2018 serán muy complejos, toda vez que no se observa un real interés de parte de las empresas de negociar con sus trabajadores y resolver las distintas problemáticas en las instancias que corresponden, como lo constatamos con la negociación en minera Escondida y ahora en Zaldívar, donde se obliga a los trabajadores a llegar a la huelga”.

“A esto debemos sumar antecedentes importantes, como lo que está sucediendo en forma paralela en el mundo de los supervisores de la minería, donde el sindicato de minera Centinela se apresta hacer efectiva la huelga legal, mientras el 2018 negociarán los supervisores de Escondida y Spence, casi en forma paralela a las negociaciones de los sindicatos de trabajadores de planta en ambas empresas manejadas por BHP”, precisó.

En ese sentido, Ronald Salcedo, Secretario General de la Federación Minera de Chile, explicó que “desde ahora y hasta el mes de abril del 2020, sindicatos socios de nuestra organización, enfrentarán procesos de negociación. Sólo en lo que va del 2017 se vivieron negociaciones en Escondida, Collahuasi, El Peñón y en este momento en Zaldívar. Posteriormente, en noviembre, será el turno de Quebrada Blanca y en diciembre , el del sindicato de Lomas Bayas, que acaba de acordar el protocolo de servicios mínimos con la empresa”.

“No obstante que el 2017 será un año complejo, estamos pronosticando que el 2018 será aún más complicado, ya que la mayoría de los sindicatos de la Federación Minera entran en proceso de negociar con sus empresas. Al iniciar el año, en febrero , concluye la vigencia del contrato colectivo en  Los Pelambres y en julio en Caserones. En junio, ya sabemos que el sindicato Escondida retoma la negociación tras la huelga de 43 días y acogerse al artículo 369. Después, en agosto , concluye el contrato colectivo del sindicato Cerro Colorado y en diciembre ocurrirá lo mismo con el sindicato Spence, los tres pertenecientes a BHP. En septiembre también deberá comenzar la negociación en el sindicato El Tesoro, en minera Centinela”, precisó.

“No se debe dejar de considerar que todo este escenario que comienza a configurarse con las negociaciones colectivas en el sector minero, se produce en momentos en que las empresas se encuentran aplicando  constantes políticas de reducción de costos , principalmente en materia de seguridad, salud e higiene , mientras en el caso de los procesos de negociación , se ve reflejada en la privación de derechos adquiridos y sometimiento a malas prácticas marcadas por un falso discurso de “mejoramiento de la productividad”., sentenció el secretario de la FMC.

Por su parte, Agustín Latorre, encargado de la Comisión de Comunicaciones de la FMC, dijo que “la Federación Minera se encuentra atenta a todos los procesos de negociación que enfrentan sus sindicatos base, disponiendo de la ayuda que sea solicitada en el marco de la autonomía de acción de cada sindicato. En ese sentido, realizamos  un llamado a los socios de los sindicatos de la FMC  a fortalecer la unidad al interior de sus organizaciones con el objetivo de reafirmar sus convicciones y demandas, para de esta forma obtener los resultados que todos esperan”.

“Además, debemos establecer, que siempre los más perjudicados con un proceso de huelga legal son los trabajadores, ya que existe una resistencia permanente de parte de las empresas para mejorar las condiciones laborales y sociales. Sin embargo, se debe tener presente que de acuerdo a la reciente nueva legislación, los sindicatos también tienen la potestad de incorporar puntos en el proceso de negociación, toda vez que se observen deficiencias en materia de seguridad, salud e higiene. En ese sentido, observamos que se vienen tiempos de tensas relaciones entre trabajadores y las empresas, por lo que desde ya la Federación Minera de Chile se coloca a disposición de sus sindicatos asociados , de acuerdo a las necesidades que se enfrenten”, concluyó.