El principal escollo de la minera , ubicada en la región de Tarapacá, es el uso del recurso hídrico, ya que la extracción de agua subterránea en el sector Pampa Lagunillas, por siete años más, significaría un retraso en la recuperación natural del nivel dado a conocer en el estudio base realizado en 2001. Esto, además, iría en contra del compromiso de recuperación establecido por la compañía minera en la resolución ambiental de 2011. 

Tras el rechazó el Estudio de Impacto Ambiental (EIA) presentado por BHP Billiton Pampa Norte-Cerro Colorado por la continuidad operacional que solicitó la minera ubicada en la región de Tarapacá, la Federación Minera de Chile, criticó la falta de claridad de la empresa en torno al tema , como así también el rol que están cumpliendo las autoridades y parlamentarios.

Gustavo Tapia, presidente de la FMC, dijo que “por una parte Cerro Colorado señala que cumple con todo lo exigido por la normativa ambiental, mientras por otro lado las autoridades de gobierno y parlamentarios de la zona, dice lo contrario. En este sentido , nos llama la atención que después de muchos años recién ahora exista preocupación respecto de regular el funcionamiento de Cerro Colorado que inicio sus operaciones el año 1992, cuando fue durante los anteriores gobiernos de la Concertación, que se dictó el “Decreto 600”, que permitió que los inversionistas extranjeros se instalarán en el país con una serie de concesiones que han permitido el crecimiento de las grandes transnacionales en desmedro del desarrollo de las comunidades”.

“Creemos que aquí existe responsabilidad del gobierno, porque durante años hubo una mirada complaciente frente a estos temas de parte de las autoridades de turno. Fueron ellos los que iniciaron esta problemática y deben responder”, sentenció el presidente de la Federación Minera de Chile.

Tapia, agregó que “además nos preocupa que toda la información respecto de lo que está sucediendo , la estamos obteniendo a través de los medios de prensa y no por los canales oficiales ,que en este caso son la empresa Cerro Colorado y las autoridades competentes. Hacemos un llamado a clarificar la información hacia los trabajadores”.

“Nosotros hace alrededor de 20 días solicitamos una reunión con el intendente de Tarapacá sin que hasta el momento exista una respuesta a nuestra petición. Sólo nos recibió un asesor. En Antofagasta por ejemplo, han existido todas las facilidades de parte del gobierno regional para iniciar mesas de trabajo en distintos ámbitos de interés para la FMC, como el decreto 28 , las enfermedades de altura y la reinserción de los trabajadores afectados por la quiebra de minera Cerro Dominador, entre otros”.

Por su parte, el sindicato de trabajadores de Minera Spence, también perteneciente a la unidad de negocios Pampa Norte de BHP Billiton, solidarizó con los trabajadores de Cerro Colorado.

Ronald Salcedo, presidente del sindicato Spence, señaló que “nos preocupa la presión que pueda estar afectando a nuestros compañeros y sus familias. Aquí hay un tema de salud mental que no está siendo considerado por las autoridades ni tampoco por la empresa, en lo que creemos es un accionar irresponsable, ya que son las autoridades de turno y las empresas transnacionales los que no han sido capaces de impulsar una verdadera política de desarrollo minero en el país, considerando la responsabilidad social y la sustentabilidad, y no sólo preocuparse de ganar y ganar”.

Finalmente, Gustavo Tapia, presidente de la Federación Minera de Chile precisó que “hasta el momento BHP Billiton no se ha pronunciado respecto de Cerro Colorado, pero si anunció nuevas inversiones para extraer más cobre. Reiteramos el llamado a la empresa para que explique cuál es la real situación para de esta forma entregar tranquilidad a los trabajadores. Lo mismo al gobierno de turno, que no se olvide de los trabajadores, que puede ser lo peor que puede suceder en este momento”, concluyó.