Tras una reunión de directorio, realizada durante la mañana de este martes, la Federación Minera de Chile, emitió la siguiente declaración pública :

LA FEDERACION MINERA DE CHILE , en representación de sus sindicatos asociados y en comunión con sindicatos ligados  a la minería, declara su postura respecto a la Reforma Laboral, comprometida en el programa de gobierno y otras materias de seguridad laboral. Postura que se ratificó en la primera asamblea de sindicatos convocada por la Federación Minera de Chile realizada el 25 de noviembre de 2014, en la ciudad de Antofagasta.

La Reforma Laboral es una necesidad y anhelo de  los miles de trabajadores chilenos, que por derecho legítimo le pertenece al pueblo en su conjunto y no a pequeños grupos  individualistas de la clase dominante.

La Reforma Laboral es del pueblo de Chile y, en los últimos meses, se ha ensuciado con los intereses de  las elites empresariales y la derecha económica, que ha presionado al gobierno con un inexistente caos económico; este a su vez quita peso,  y respaldo a la reforma disminuyendo su contenido y fuerza.

Como Federación Minera de Chile, exigimos al gobierno de la presidenta Michelle Bachelet y a la  Ministra del Trabajo, Javiera Blanco,  resguardar los intereses de la clase trabajadora, y que se cumpla el rol de estado y con su palabra empeñada en procesos de elecciones.

Las elites económicas sólo buscan mantener el escenario actual de injusticia heredado del nefasto plan laboral implantado a la fuerza bajo la dictadura militar.

Dicha reforma en su génesis pretende cambiar 9 puntos de interés para los trabajadores,   permitiendo mejorar los procesos de negociación colectiva y entregar herramientas concretas  a los sindicatos  para el fortalecimiento sindical.

Es necesario que lo trabajadores de Chile conozcan de que se tratan estas reformas, las entiendan y las hagan suyas , en el sentido de que estas reformas son las que permitirán negociaciones más efectivas y ,  por ende , el surgimiento de la clase trabajadora.

Titularidad sindical: La negociación colectiva se va a llevar exclusivamente por el  sindicato más representativo.

Extensión de los beneficios: El sindicato dispone de sus logros, en el sentido de abrir los beneficios a otros trabajadores que estime conveniente en la medida que estos entran al sindicato. Esto permite que sea el sindicato y no la empresa , el dueño de los beneficios logrados en negociación colectiva. 

Ampliación de la cobertura de la negociación colectiva: Eliminar las innumerables trabas que impiden al 92% de los trabajadores de este país  negociar colectivamente y en igualdad.                                                                                                                                                                                                            Ampliación de la información: Establecer un sistema que garantice la información financiera que reciben los sindicatos por parte de la empresa para negociar,  de manera tal de ejecutar proyectos ajustados a la realidad económica de las empresas.

Derecho a huelga irrenunciable: No puede existir reemplazo de los trabajadores en huelga, situación que en la actualidad hace que los procesos de negociación  pierdan fuerza. Exigimos  un derecho a huelga efectiva capaz de tener los efectos de presión que permitan una negociación justa, equitativa y eficaz.

Piso de la negociación: Que cada negociación se transforme en el piso de la siguiente, en aspectos generales (reajustados por IPC)

Ampliar las materias a negociar: Actualmente, es exclusivo del tema salarial y la idea es poder abordar otras materias que no se encuentran contempladas en el proceso de negociación.

Mayores garantías al trabajo sindical: Ampliación de permisos sindicales, de tal manera de aumentar la dedicación de los dirigentes a su labor encomendada por derecho y en representación de sus asociados. etc.

Simplificar el proceso de negociación colectiva: Hacerlo menos engorroso, acortar plazos. Hacerlo en menos pasos y que sean más claro, facilitando el proceso a los sindicatos.

Se suman a estos nueve puntos de la Reforma Laboral , dos necesidades de la clase trabajadora y en especial al sector minero:

Derogación del artículo 161° del Código del Trabajo: Mientras exista esta artículo no se puede tener una tranquilidad en cuanto a la estabilidad laboral, ya que las empresas usan y abusan indiscriminadamente de él, para desvincular  trabajadores usando este resquicio  legal. 

Salud y Seguridad laboral: las crudas estadísticas de accidentabilidad y fatalidad del sector minero, el no reconocimiento de enfermedades profesionales en la minería privada y la falta de recursos técnicos y de protección  a la hora de legislar y dictaminar el D.S.N 28, deja en evidencia la falta de voluntad real de protección hacia el trabajador y por otro lado queda de manifiesto la manipulación empresarial de manera tal de no hacerse cargo  de la salud y vida de los trabajadores. 

Las materias ya mencionadas  se posicionan como temas macros que ningún sindicato en particular puede llevar a cabo.  Solo a través de la unidad sindical y de la voluntad de luchar  unidos en una solo causa nos permitirá ser escuchados y  lograr cambios sustanciales  en beneficio de todos.

La Reforma Laboral , es una necesidad de toda la clase trabajadora sin excepción y nos sumamos a los esfuerzos y planteamientos  de los sectores  laborales y sindicales del país.

No obstante, no estamos ajenos  a tener el legítimo derecho como Federación Minera de Chile, de realizar los aportes que lleven a culminar una reforma eficaz, justa y que reivindique por derecho la justicia laboral  en beneficio del trabajador.

A nombre de la Federación Minera de Chile y de los miles de trabajadores representados por la organización, declaramos con claridad al pueblo de Chile y autoridades de Gobierno, que no aceptaremos una reforma de letra muerta, menos aceptaremos  una reforma que disfrace las necesidades pasadas, presentes y futuras y que sólo signifiquen o perpetúen en la práctica los abusos empresariales amparados por leyes  malditas e inhumanas.

Tenemos la convicción de  que como trabajadores mineros de Chile , enfrentamos una enorme responsabilidad con todos los habitantes de este país, y no concebimos que siendo dueños de esta enorme riqueza, nuestro Cobre, no seamos capaces de hacer valer el trabajo de nuestra clase trabajadora, riqueza  que nos ha permitido en estos últimos años estar en el mejor ciclo económico de nuestra historia. No se entiende y no se acepta que estemos sumergidos en profundas crisis, en educación, vivienda, salud, previsión social y crisis constitucional ,, entre otras problemáticas.

Finalmente, hacemos un llamado a las bases y a todos los trabajadores del país a informarse de los impactos que esta Reforma Laboral traerá  en nuestro desarrollo laboral y sindical.

Llamamos a ser un solo cuerpo en esta lucha, con la convicción de que lo que se logre debe ser ciertamente en beneficio de todos nosotros y no un mero maquillaje legislativo.

Es nuestra responsabilidad como sindicatos , el entender y apoyar la lucha de la clase trabajadora. Entendamos que no estamos solos, somos miles de trabajadores en todo Chile, dispuestos a defender la Reforma Laboral, sabemos que a través de esta nos desarrollaremos  como ciudadanos, seremos capaces de sostener dignamente una familia y no estaremos sometidos a leyes que se dice fueron hechas para el pueblo, pero que en la práctica protegen y dan poder a una minoría que a través de la usura explotan los recursos y lo más importante y grave, explotan  al trabajador por medio del látigo de la inestabilidad laboral y la tortura económica en el día a día.

Reiteramos la necesidad  y deber de legislar. El país no puede esperar y los trabajadores , quienes mueven  cada engranaje económico de Chile , tampoco lo harán.

No toleraremos más negociaciones legislativas y empresariales  a espaldas de los trabajadores. 

Federación Minera de Chile

Antofagasta, 25 Noviembre 2014