Documento elaborado en la capital minera de Chile, pretende impulsar estrategia conjunta de organizaciones sindicales del mundo minero.

Un conjunto de organizaciones , correspondientes al Coordinador Nacional de la Minería y Metalurgía , nos reunimos en la Segunda Región (Antofagasta) , al calor de la formación del Consejo Regional de la Confederación Minera, para hacer un balance del proceso de discusión de las “Reformas Laborales”, así como también nos juntamos en los días posteriores para discutir avances frente al Decreto 28.

Producto del proceso de discusión , concluimos en la necesidad de sacar “La Declaración de Antofagasta” , ligado además a la huelga de hambre que sostienen dirigentes del Sindicato Escondida.

Anexamos dicha declaración como documento de trabajo y en la necesidad de plantearle a la Coordinadora Nacional en su próxima reunión asumir una estrategia conjunta para enfrentar el proceso de reforma.

Declaración de Antofagasta

En el marco de la constitución del Consejo Regional de la Confederación Minera de Chile y con la participación de la Federación Minera de Chile, de la Federación de Trabajadores de Cemento, La Federación de Sindicatos de Observatorios Astronómicos, Sindicato SQM Salar, Mantos Blancos Nº2  y de los sindicatos que se suscriben, se converge a la siguiente declaración:

En Antofagasta a 17 días del mes de marzo de 2015, venimos a plantear la visión de nuestras organizaciones,  y de los trabajadores que representamos, respecto a los temas que pasamos a enumerar:

  • Reforma Laboral.
    • Manifestamos nuestro más enérgico rechazo a la exclusión de materias determinantes para los trabajadores como son:
      • La Derogación del Artículo 161 del Código del Trabajo, lo que supone un cambio fundamental en la visión del trabajo como mercancía al paso de una noción del trabajo como derecho; y
      • La mantención de las restricciones del derecho a huelga según artículo 384 que categoriza a algunas empresas como estratégicas. La derogación de los turnos de emergencias y éticos
    • Manifestamos nuestro rechazo a la perpetuación de enclaves autoritarios y restricciones arbitrarias al Derecho a Huelga presentes en la Reforma Laboral, como son la determinación de empresas en las que por vía administrativa no se podrá ejercer el derecho a huelga y normas sobre reanudación de faenas.
    • Solicitamos la reformulación de los planteamientos sobre servicios mínimos a la luz de la experiencia comparada y a la realidad de las atribuciones y recursos de la Inspección del Trabajo.
    • Exigimos una discusión profunda de las reformas planteadas, sobre la base criterios técnicos y un análisis meditado, de tal forma que disentimos de apresurar la discusión y tramitación, sin embargo, una vez logrado el texto definitivo este debe entrar en vigencia de manera inmediata sin gradualidad de ninguna especie.
  • Ratificación por parte del Estado de Chile del Convenio 154 de la OIT de 1981, instrumento internacional que garantiza la promoción efectiva de la libertad sindical y de la Negociación Colectiva como instrumento reivindicativo.
  • Nos preocupa que las decisiones del poder político estén afectando la estabilidad laboral de cientos de trabajadores, sin que esta inquietud signifique una defensa corporativa de las empresas que en el último tiempo han concretado despidos, y también de aquellas compañías que a través de presiones indebidas generan inquietud, sembrando el temor entre los trabajadores.
  • Estado de Alerta
    • Los Trabajadores representados por las organizaciones que suscribimos manifestamos un profundo cuestionamiento respecto a la idoneidad de la clase empresarial en su relación con el Poder Político y sus obligaciones medioambientales
    • En efecto, el profundo descrédito del empresariado en su relacionamiento con el poder político, casos Penta, Caval y Arista Soquimich, y su incompetencia en el tratamiento de los temas medioambientales, lo sucedido con el eventual cierre de Pelambres extinción de los plazos del estudio de impacto ambiental para la continuidad de Cerro Colorado, obliga a los trabajadores a manifestar su repudio por salvaguardar el derecho al trabajo
    • En tal sentido manifestamos nuestro repudio a las actuaciones coordinadas del empresariado minero y el gobierno, tal como la ocurrida el pasado 12 de marzo en el marco del Consejo Nacional de Innovación para el Desarrollo, en el que expresamente se solicitó la intervención policial en conflictos laborales, criminalizando las legítimas movilizaciones. Estas prácticas no hacen sino enrarecer aún más el ambiente y sumir más en el descrédito a la actividad política y empresarial. Sumamos el hecho que se lamenten por la reducción a sus utilidades anuales que les ha permitido remesar miles de millones de dólares al exterior.
    • Los sistemáticos despidos en la minería como en La Escondida y Mediana Minería no son otra cosa que la baja en los precios del cobre, producto de una sobreoferta que provoca sobreproducción alimentando artificialmente el mercado especulativo. Esta es responsabilidad de las multinacionales que operan en el país y ellos tienen la obligación de reducir la producción para equipararla con la oferta.
  • Llamado a las Bases

La trascendencia de las materias instaladas en el debate laboral, la gravedad de ilícitos que involucran al empresariado y al mundo político y los conflictos medioambientales, y que alcanzan a las comunidades aledañas a las faenas mineras, obligan a llamar a nuestras bases a la reflexión y a ponerse en estado de alerta.

 

Confederación Minera de Chile                                                 Federación Minera de Chile

 

Federación de Trabajadores del Cemento         Federación Sindicatos Observatorios Astronómicos

 

Sindicato SQM Salar                                                   Sindicato Mantos Blancos Nº 2