La Federación de Trabajadores del Cobre (FTC) rechazó categóricamente la desvinculación de trabajadores producto de la reducción y suspensión de procesos en la mina El Abra.

A través de un comunicado, la FTC expresó el “repudio y rechazo por este tipo de medidas unilaterales y arbitrarias aplicadas por esta empresa norteamericana Freeport McMoran, que opera y controla El Abra, para hacer frente a la situación actual por la que atraviesa la industria del cobre en su conjunto”.

Además, acusaron de que se trata de una conducta empresarial “de un estilo totalmente reñido con un comportamiento inclusivo, virtuoso y socialmente responsable, que debiese prevalecer como imperativo ético en todos los actores de la industria minera”.

También respaldaron la decisión que tomen los sindicatos respecto a las medidas aplicadas por la industria.

Por último, reiteraron la necesidad de trabajar en un ambiente sustentado en el diálogo y participación, con el fin de evitar situaciones “nefastas que generar incertidumbre y afectan a la dignidad de las personas”.(24 Horas)