Entrevista con el presidente del sindicato de minera Pampa Camarones, Carlos Yévenes.

Carlos Yévenes Torres, antofagastino de 49 años de edad, actual presidente del sindicato de trabajadores de Pampa Camarones,  a 80 kilómetros de Arica. Hace 24 años que vive en Arica y desde el 2014 es dirigente sindical , primero como tesorero y desde el 2016, como presidente del sindicato.

¿En qué situación se encuentra minera Pampa Camarones después de la crítica situación financiera enfrentada el 2016?

“La verdad fue una situación extrema. En abril del 2016, Pampa Camarones era de propiedad de la coreana Samsumg, la cual presentó una solicitud para iniciar un proceso de reorganización contemplado en la nueva ley de quiebras, como medida para intentar mantener operativa la faena. Fueron meses de incertidumbre, que contemplaron el despido del 70% de la dotación de trabajadores de planta y la eliminación del subcontrato. Recién en noviembre del 2016 se concretó  el ingreso de minera Activa a la propiedad del proyecto minero y desde esa fecha la situación ha ido paulatinamente mejorando y alcanzando la estabilidad que los trabajadores requeríamos. Lamentablemente, el sindicato fue el más afectado, ya que de 121 socios , en la actualidad pasamos a 42 socios, mientras la dotación total de operarios sólo llega a los 76 trabajadores”.

¿Cuáles son los desafíos que se ha planteado la directiva del sindicato que preside?

“Yo llego al sindicato el año 2014 en el cargo de Tesorero. Posteriormente, en las elecciones de noviembre del 2016 hubo, salí electo como presidente. En ese sentido, una de las principales directrices de nuestro plan de trabajo es fortalecer nuestra organización, lo cual debe verse reflejado en la afiliación de más socios. Además nos encontramos atentos a las necesidades de los trabajadores con la intención de poder conseguir beneficios extras y mejorar las condiciones laborales. De igual modo, un aspecto importante en nuestra gestión será impulsar la igualdad de género para lo cual próximamente comenzaremos con la capacitación sindical de tres trabajadoras con la idea de prepararlas como futuras dirigentes y también para poder cumplir con las exigencias de la Reforma Laboral en cuanto a los procesos de negociación y la participación de la mujer”.

¿Cuál es la importancia que le atribuye a la Federación Minera de Chile?

“Para nosotros como sindicato pequeño, la evaluación que realizamos es más que positiva, ya que ha sido un respaldo fundamental en nuestra gestión. Fundamentalmente, debo resaltar el apoyo y respaldo que la Federación Minera de Chile nos entregó durante nuestro proceso de negociación, junto con las diversas gestiones que se realizaron y que permitieron concretar el acuerdo marco  alcanzado por la empresa con sus acreedores que evitó la liquidación forzosa de sus activos. Así también, nuestro sindicato pertenece a la Cut, porque creemos que es importante fortalecer las organizaciones de trabajadores de carácter superior, impulsando siempre la unidad del movimiento sindical”.