La estatal ya ha perforado cerca de siete pozos en Bloque Arenal, Tierra del Fuego. Se espera que con ello se asegure el abastecimiento de hidrocarburos en la región, por lo menos entre cinco a siete años.

FOTO ENAP MAGALLANES

Tras los óptimos resultados que arrojaron las inversiones en exploración y explotación de gas y petróleo en la Región de Magallanes, la Empresa Nacional del Petróleo, ENAP, desembolsará una cifra de 130 millones de dólares destinados a sus planes para 2014.

Según explica el gerente de Explotación y Producción de la compañía en Magallanes, José Luis Jainaga, se espera que esta cifra sirva para perforar una cantidad mayor de pozos en el yacimiento G7 del Bloque Arenal, ubicado en Tierra del Fuego.

El ejecutivo sostuvo a Diario El Pingüino que la inversión para este 2013 superará los US$100 millones iniciales, debido a que sólo en la cuenca austral se destinará dicha cifra. A esto se suman US$30 millones en el lado continental. La petrolera estatal aprobó, el presente año, la nueva zona productora que permitirá a futuro abastecer de gas a la región, por lo menos entre cinco a siete años. Jainaga reveló que parte de la inversión servirá además para la búsqueda de petróleo no convencional, que se encuentra en otras formaciones: “Estamos viendo que mediante los procesos de fractura, podemos volver a producir unos niveles más interesantes de hidrocarburos”, expresó.

La estatal está analizando cuántos pozos se necesitan  para el consumo de una ciudad en un año y su futuro valor comercial. Una vez que se termine el período de evaluación, se va a proyectar la cantidad del hidrocarburo que se requiera en la zona. Recordó que la compañía tuvo destacadas producciones de petróleo durante la década de 1980. Sin embargo, la extracción de crudo comenzó a decaer en los años posteriores, hecho que pretenden revertir con estos nuevos trabajos, como una medida para seguir avanzando en la búsqueda constante de recursos explotables para paliar una eventual crisis energética en Magallanes.

Al respecto, José Luis Jainaga comentó que “el hecho de tener zonas productoras y múltiples alternativas en cuanto a la exploración, cambia mucho la mirada pesimista que se tenía sobre la cuenca. Con esta nueva necesidad y con los precios que tiene actualmente el petróleo, nosotros tenemos muchas alternativas de las cuales esperamos poder probar y que hemos experimentado durante este 2013. Esperamos una consolidación de las labores para el año venidero”. “Nuestro negocio es la producción de petróleo. Con el gas compensamos los costos, a través de los subsidios que nos entrega el Gobierno”, destacó.

Hasta el momento, los trabajos han permitido la perforación de más de siete pozos en Bloque Arenal. Ahora solamente queda a la espera la aprobación de la autoridad ambiental para su fractura, la cual podrá ser recibida en diciembre. El gas no convencional ya está abasteciendo el consumo de Punta Arenas y Tierra del Fuego, gracias a un colector de 40 kilómetros que se construyó durante el pasado invierno.(EL PINGUINO)