El documento, que establece la existencia de lucro en al menos siete universidades, finalmente fue rechazado por la sala de Cámara, gracias al cuestionado voto de un parlamentario de RN. 

En una polémica votación, la sala de la Cámara de Diputados finalmente rechazó el informe de la comisión investigadora de la educación superior, que estableció que existen universidades privadas que vulneran la ley que prohíbe el lucro en esas instituciones.

El resultado de la votación fue 46 votos a favor, 45 en contra y una abstención, con lo que se dio por rechazado el informe. Esto debido a que –por reglamento– el voto de abstención en este caso se debía sumar a los de rechazo, con lo que se produjo un empate, el que a su vez impidió aprobar el informe.

Sin embargo, los parlamentarios de oposición reclamaron que el diputado que emitió el voto de abstención -Gaspar Rivas (RN)- se retiró de su asiento y no estuvo presente en el momento en que se contabilizaron los votos, como establece el reglamento, por lo que su voto no era válido y pedían repetir la votación.

Ante el hecho, el presidente de la Cámara, Nicolás Monckeberg (RN), decidió suspender la sesión para analizar el tema. Finalmente, decidió mantener el resultado de la votación, argumentando que «no hay duda alguna de que fue él quien personalmente, sin haber delegado dicha facultad en nadie, votó la abstención, que es una alternativa perfectamente válida». (EMOL)