Las juntas de accionistas de las sociedades cascadas confirmaron las tensiones. Moneda abrió un nuevo flanco y hasta la hija de Julio Ponce cobró un silencioso protagonismo.

FOTO SQM PONCE LEROU

La hija de Julio Ponce, Francisca Ponce Pinochet, tomaba fotos de los representantes de Moneda y de las AFP que rechazaban los estados financieros, memoria e informe de auditores externos. La nieta de Augusto Pinochet repitió la labor al término de la reunión con Pedro Pablo Gutiérrez, cuando él explicaba a la prensa el reclamo por Nitratos. Algunos fotografiados afirmaron sentirse amedrentados, pero no inhibidos de seguir reclamando ante la SVS.

El martes fue día de juntas para las sociedades cascadas a través de las cuales Julio Ponce Lerou controla SQM.

Potasio, Pampa Calichera, Oro Blanco y Norte Grande componían la lista. Los fuegos se abrieron a las dos de la tarde en el hotel Da Vinci en Las Condes.

Junta de Oro Blanco. En la mesa, Luis Eugenio Ponce Lerou, hermano de Julio (quien no asistió a estas reuniones), presidiendo la junta ordinaria. A su lado Aldo Motta y Sebastián Oddó, el gerente general de las sociedades y el abogado.

Al frente, el gerente de inversiones de AFP Habitat, Alejandro Bezanilla, el fiscal de Provida, Andrés Veszpremy y representantes de las otras AFP. A un costado, un ejército de siete representantes de Moneda Asset Management, liderados por Vicente Bertrand y el abogado Pedro Pablo Gutiérrez.

La disputa se abrió con la solicitud de firmas del acta de la junta. Bertrand y representantes de las AFP cuestionaron que no se permitiera a los seis que se ofrecieron firmar y conocer el acta de la junta antes de que se entregue a la SVS. En fechas pasadas habían cuestionado el contenido de las actas de las últimas juntas, por lo que esta vez hasta en eso fueron incisivos. Luis Eugenio, como en la toda la reunión, sólo observaba en silencio. Oddó era el hombre de las respuestas.

Luego Bertrand desató la tensión. Leyó una carta rechazando los estados financieros, el informe de los auditores externos y la memoria del 2012. Dijo que era coherente con lo ocurrido en la junta extraordinaria de julio del año pasado, cuando cuestionaron las operaciones realizadas por sociedades ligadas a Julio Ponce, que a su juicio, perjudicaron el patrimonio de las cascadas, sobretodo a los minoritarios.

El Co-Portfolio Manager Renta Variable Local de Moneda que hablaba a nombre de Moneda AFI recordó que en esa fecha pidieron que se conformara una comisión independiente para revisar todas las operaciones de Ponce y que se informara en no más de 60 días a una nueva junta.

“Sin embargo, en respuesta a esto, esta administradora lo único que ha recibido han sido intentos por acallar el legítimo ejercicio de sus deberes fiduciarios, ya sea por interposición de una medida prejudicial civil por parte de la matriz de Oro Blanco, Norte Grande, desechada de plano por justicia civil, e imputaciones calumniosas en una querella criminal interpuesta por el controlador de Norte Grande, inversiones SQ  (Ponce) y una denuncia ante la ante la SVS donde se acusa falsamente de iniciar campaña orquestada en contra de las sociedades cascadas con el supuesto fin de hacer bajar artificialmente el precios de las acciones”, decía la carta.

Bertrand prosiguió denunciando irregularidades con la recién creada sociedad Nitratos, generada de la división de Oro Blanco, acordada el 7 de noviembre de 2011 pero con efecto retroactivo al 1 de julio de 2011, pues —según indicó—, al no haberse materializado la inscripción en el registro de valores de dicha sociedad, existe una parte del patrimonio de Oro Blanco asignado a Nitrato respecto de la de los accionistas de Oro Blanco y el mercado carecen de información oficial.

“Esta falta de información repercute en el valor de Oro Blanco, pues incluyen un activo, las acciones de nitrato, respecto de las cuales el mercado carece de información”, finalizó Bertrand y después se puso de pie, enfilando hacia la mesa para entregar copia de la carta. Oddó se levantó y recibió la carta, mientras miraba a Bertrand.

Seguidamente, todos los minoritarios rechazaron la propuesta de reparto de utilidades, aunque poco valía su voto pues el control es de Ponce. Entonces, otro representante de Moneda inquirió si hubo nuevas operaciones entre partes relacionadas de Oro Blanco en 2012 que debieran darse cuenta en la junta. Oddó respondió que sólo hubo operaciones que son parte de las políticas de excepcionalidad vigentes.

Cuando Ponce quiso terminar la junta intervino el representante de la SVS, quien reclamó porque la mesa no informaba la fecha para una nueva junta en la cual se elija el nuevo directorio de Oro Blanco.

Oddó contestó que Norte Grande envió una carta solicitando hacer junta y la sociedad decidirá este jueves un directorio para definir la fecha en que se realice la nueva junta. Sorprendido, el representante de la SVS guardó silencio. Después el mismo funcionario público continuaría la conversación con Oddó.

Para el anecdotario, la hija de Julio Ponce, Francisca Ponce Pinochet, tomaba fotos de los representantes de Moneda y de las AFP que rechazaban los estados financieros, memoria e informe de auditores externos. La nieta de Augusto Pinochet repitió la labor al término de la reunión con Pedro Pablo Gutiérrez, cuando él explicaba a la prensa el reclamo por Nitratos. Algunos fotografiados afirmaron sentirse amedrentados, pero no inhibidos de seguir reclamando ante la SVS.

Más tarde la batalla volvería en la junta de Norte Grande, matriz de Oro Blanco. Allí el representante del fondo de Moneda Absolute Return y Pedro Pablo Gutiérrez tuvieron un tenso intercambio con Motta y Oddó.

El primero preguntó por los detalles de gastos de administración, abogados y comisiones de Norte Grande (US$ 10,6 millones), Oro Blanco (US$ 6,5 millones) y Pampa Calichera (US$ 4,8 millones)

Motta respondió que no tenía detalles en ese momento pero que dicha información estaba en el presupuesto informado en las actas de los directorios de las sociedades y en las memorias. Se le insistió en que el detalle de abogados no estaba en dichos documentos. “No es la junta para estos efectos”, le replicó Motta, agregando que los gastos se concentraban principalmente en las dietas de directores y sueldos de la administración.

Posteriormente, el representante de Moneda preguntó por el impacto en gastos financieros de la renegociación de un crédito con SQM por US$ 145 millones aprobados a fines de 2012. “Los antecedentes relativos a esa operación están contenidos en el acta del comité de directores que aprobó dicha operación y en el acta de directorio, por favor remítase a dicha información ¿siguiente pregunta por favor?”, replicó Oddó.

De inmediato le preguntó por los flujos proyectados para Norte Grande en 2013 y 2014. “La información que se encuentra en la memoria está publicada y cada accionista podrá hacer sus propios análisis y conclusiones respecto de la información revelada en las mismas, acá no estamos para especular”, le replicó Oddó.

Motta señaló que Nitratos es una filial “en la que no se hace ninguna transacción por el momento su inscripción está en la SVS”. Pero luego Gutiérrez insistió en si efectivamente no ha habido ninguna operación. “Probablemente ha hecho algun negocio independiente”, acotó Motta.

Gutiérrez retrucó que por qué hace negocios Nitratos si no está registrada en la SVS, no ha emitido acciones y no tiene quién la controle. Entonces Oddó intervino señalando que la sociedad está legalmente constituida y que lo que está pendiente es el registro en la SVS.

La réplica de Gutiérrez molestó a Oddó. “¿Es correcto decir que el balance que se aprobó hoy por parte de los accionistas mayoritarios es un balance que incluye resultados de una filial, cuyo balance no está aprobado?”.

“A ver, señor accionista, esa es una conclusión suya, yo quiero pedirle que si tiene alguna pregunta que la haga porque esa pregunta no se la voy a responder en esos términos, usted está haciendo afirmaciones que yo no he dicho”, disparó de vuelta Oddó.

Gutiérrez terminó dejando establecido que los balances de Norte Grande incluyen los de Nitratos y que esta última no ha tenido junta de accionistas, pues aún no es inscrita en la SVS.

La teleserie seguirá en las próximas semanas. La SVS tiene previsto evacuar este mes su resolución sobre la investigación a las operaciones de Julio Ponce y las sociedades cascadas. Su decisión puede marcar un punto de inflexión a la disputa legal de Moneda y el ex yerno de Augusto Pinochet, luego que Ponce denunciara en tribunales a Moneda.

Además, Ponce deberá responder a la solicitud de las AFP, Consorcio (socio de Moneda) y Moneda de realizar una junta extraordinaria para que se informen todas las operaciones con partes relacionadas de las sociedades cascadas en los últimos años. Y el directorio de Oro Blanco deberá decidir también la fecha en que se elegirá el nuevo directorio, tras la salida de Patricio Contesse.(EL MOSTRADOR)