Alcaldesa de Antofagasta no firmó declaración.

DSCF3932

 

 Alcaldes de Calama, Sierra Gorda y Tocopilla denunciaron abandono por parte de los sucesivos gobiernos y falta de compensaciones por los graves daños sociales y medioambientales que provoca la actividad minera y la generación eléctrica. Abogaron también por la renacionalización de recursos como el cobre, el agua y el litio.

Movilizaciones a contar de marzo para exigir al gobierno una nueva ley que contemple que un porcentaje de las utilidades que genera la minería quede para las ciudades, con el fin de suplir el abandono que sufren a pesar de generar la riqueza del país. Ese fue el acuerdo que suscribieron en Antofagasta  el Alcalde de Tocopilla, Fernando San Román, de Calama, Esteban Velásquez y de Sierra Gorda, José Guerrero.

En una declaración conjunta firmada por los tres alcaldes, las máximas autoridades comunales de las tres ciudades manifiestan que “es inaceptable que nuestras comunas sólo sean concebidas como zonas productoras de riqueza sin recibir a cambio las compensaciones necesarias y justas. Desde el norte, cada comuna aporta la energía, los minerales, el agua y principalmente la gente trabajadora para el resto del país”.

Asimismo, señalan que “el gobierno central de turno no es capaz de reconocer nuestro aporte al resto del país, por el contrario nos castiga al menosprecio y anclándonos al subdesarrollo. A este norte histórico lo vamos a defender con diálogo y movilización, en las mesas de trabajo y en la calle”.

Los alcaldes están a favor de las movilizaciones.

“Exigimos al gobierno que se nos entregue un porcentaje de las ventas que genera la minería dese alguna nueva ley y no solo se deje en manos de la llamada responsabilidad social empresarial de las empresas el aporte que puedan hacer”, añade la misiva.

Renacionalización

Los ediles de las tres comunas nortinas indican además que impulsarán procesos de renacionalización de recursos naturales como el cobre, el agua y el litio, agregando que “consecuentemente con este camino a partir de marzo comenzaremos con una serie de movilizaciones en las distintas ciudades el norte en razón de lo que exigimos, como también acciones coordinadas para que efectivamente comience un levantamiento de todo este bendito norte”.

“Son los nuevos tiempos del norte y los alcaldes abajo firmantes comprometemos respaldar este proceso”, concluye la declaración conjunta de los alcaldes.