Por 32 días se extendió la huelga de los trabajadores de Molyb, quienes depusieron la huelga debido al desgaste y falta de voluntad de la empresa.

A dos semanas de haber concluido una huelga legal que se extendió por 32 días, los trabajadores pertenecientes a los tres sindicatos de Molyb, filial Codelco, ya retomaron sus funciones tras desistir de la paralización efectiva debido al desgaste y la falta de voluntad por parte de la empresa para mejorar las condiciones laborales de sus trabajadores.

Daniela Muñoz, Presidenta del Sindicato 1 de Trabajadores de Molyb filial Codelco, explicó que “en un comienzo, los tres sindicatos teníamos petitorios internos separados de entre 26 y 28 puntos. Frente a esto,  aunamos fuerzas y nos centramos en sólo 7 de ellos, con la esperanza de llevar una mejor negociación. Sin embargo, la empresa nunca estuvo dispuesta a escuchar nuestras demandas y establecer una mesa de negociación. Desde un comienzo Molyb impuso sus condiciones y términos en el proceso ”.

“Los 3 sindicatos tenemos aproximadamente 8 meses de vigencia y sostener una huelga de más de treinta días nos llevó a estar entre la espada y la pared. Al final, los trabajadores apremiados por la situación económica y familiar comenzaron a descolgarse. Hay que tener en cuenta que sólo un 5% de los trabajadores llevan más de un año en la empresa”, precisó la dirigente.

Respecto de las condiciones en que firmaron el Contrato Colectivo, Daniela Muñoz, precisó que “se acordó un Bono de Término de Conflicto de 1 millón de pesos bruto, más  un préstamo blando de 1 millón de pesos, descontado en 36 cuotas. Además del pago de  un bono de vacaciones de 264 mil pesos para trabajadores que posean un año de trabajo en la empresa y un bono escolar de 2 UF por hijo entregado una vez por año. Finalmente, se estableció un bono por matrimonio de 120 mil pesos bruto con un tope de dos bonos por trabajadores durante su vida laboral”.

Tras retomar las labores productivas, la presidenta del sindicato 1 de Molyb, señala que “los trabajadores se sienten decepcionados por las malas condiciones laborales y económicas que no son coherentes con las promesas y proyecciones que tiene este complejo químico–metalúrgico. Además están desganados y muchos de ellos buscando nuevos horizontes laborales por la precariedad del trabajo en Molyb”, sentenció.

Según declaraciones realizadas, en septiembre del 2016, por el presidente ejecutivo de Codelco, Nelson Pizarro, “en este lugar procesaremos cada año 16 mil 500 toneladas de molibdeno, además de 8 toneladas de renio”, lo que supone millonarias ganancias para la mandante estatal y además instala a la planta como la segunda productora de molibdeno a nivel mundial.

No obstante, Daniela Múñoz indica que “la mayoría de los trabajadores de Molyb veníamos de Molymet, empresa madre del molibdeno en Chile, todos con cerca de 7 años de experiencia. Molyb nos pintó una empresa a nivel mundial, y la realidad dice otra cosa, ya que existen una serie de falencias en el funcionamiento de las plantas que ponen en riesgo la integridad de los trabajadores, ya que son estructuras e instalaciones desgastadas. Lamentablemente, acá tampoco ha existido las fiscalizaciones pertinentes de parte de la autoridad”.

APORTE DE LA FEDERACIÓN MINERA DE CHILE 

Junto con agradecer el respaldo de las distintas organizaciones sindicales que solidarizaron con la huelga de los trabajadores de Molyb, Daniela Muñoz, destacó el aporte monetario realizado por la Federación Minera de Chile, el cual les permitió solventar gastos derivados por la movilización.

De igual manera, gracias a gestiones de la FMC, hasta Mejillones llegó una comitiva de dirigentes de organizaciones sindicales de nivel superior, encabezadas por la presidenta nacional de la CUT, Bárbara Figueroa, quienes entregaron su respaldo a la movilización.

“Si bien nosotros somos sindicatos pequeños en comparación a la gran minería, desde distintos sectores recibimos respaldo y mensajes de apoyo. Creemos que la unidad y solidaridad sindical  debe ser el camino para luchar en contra de las injusticias que cometen las empresas con sus trabajadores”, concluyó Daniela Muñoz, presidenta sindicato 1 Molyb, filial Codelco.