El Presidente de la ONG Chile Cobre, Julián Alcagaya, explica por qué Chile se queda con la menor parte de las ganancias de la explotación del cobre. El tema tomó relevancia luego que la encuesta CEP revelara que el 83% piensa que el mineral debiera nacionalizarse.

FOTO POR LA RENACIONALIZACION DEL COBRE

Según los datos de la encuesta más respetada del país, el 83% de los chilenos se muestra a favor de nacionalizar el cobre. Un apoyo transversal a la idea en todos los segmentos etarios y socioeconómicos. Incluso, el 77% de quienes se identifican como personas de derecha respalda la propuesta.

Según explica el economista, Presidente de la ONG Chile Cobre y Director del Comité de Defensa y Recuperación del Cobre, Julián Alcayaga, el respaldo a la nacionalización viene creciendo desde el 2011 y se explica por la contundencia de las cifras. Anualmente, Chile perdería cerca de 17 mil millones de dólares por no tener nacionalizadas las empresas que explotan el principal mineral que exporta el país.

A juicio de Alcayaga, la dictadura de Pinochet y los gobiernos de la Concertación se encargaron de crear las condiciones para que las empresas pudieran explotar fácilmente el recurso natural. Incluso, acusa que por más de 15 años las firmas extranjeras no pagaron un solo peso en impuestos, y que el royalty establecido el 2005 por Ricardo Lagos vino a beneficiar aún más a estos grupos.

Según la CEP el 83% de los chilenos apoya la idea de re nacionalizar el cobre. ¿Cómo interpretas esta cifra?

Fue una grata sorpresa que el porcentaje de apoyo aumentara tanto. En el 2011 había aparecido otra encuesta, del CERC, donde el 67% de los chilenos apoyaba la nacionalización, pero lo más importante era que el 74% de los que votan por la UDI estaban también de acuerdo. El pueblo ha tomado conciencia de que la minería en manos extranjeras no le aporta al país lo que necesita. Nosotros estamos regalándole miles de millones de dólares a las empresas extranjeras.

¿Cuánto pierde actualmente el país por estar la gran minería en manos privadas?

Si tomamos en cuenta que las empresas extranjeras producen alrededor de 4 millones de toneladas de cobre al año, y esos 4 millones tienen un valor de 30 mil millones de dólares y el costo de producir eso no es más que 10 mil millones de dólares, quedan 20 mil millones de dólares de utilidad líquida para las empresas cada año. De ese total, el Estado ha recibido los últimos años un promedio de 2.500 millones de dólares por impuesto. Estamos perdiendo 17 mil millones de dólares anuales porque no están nacionalizadas estas empresas, es mucho dinero.

Codelco produce 1 millón 600 mil toneladas y aporta al Estado dos veces más de lo que aportan los privados, a pesar que produce solo un tercio del total. Ese es otro parámetro para medir que es lo que aportan las empresas privadas.

Durante el gobierno de Ricardo Lagos se dijo que el royalty a la minería sería una solución a este problema. ¿Por qué falló ese modelo?

Ese royalty fue un engaño total. El Fisco en vez de percibir más tributos por parte de las mineras extranjeras, percibe menos. Y con la modificación que le hizo el Presidente Piñera por el tema del terremoto y la reconstrucción, percibe aún menos que antes. Ese royalty, que no es un royalty sino un impuesto específico a la minería, ha sido un engaño total para Chile, porque la gente piensa que esa fue una buena medida y eso no fue así, sino que fue a favor de las empresas extranjeras.

¿Por qué dices tú que el Estado ahora percibe menos recursos?

Porque a las empresas extranjeras no se les podía aplicar el impuesto específico a la minería el 2005, porque estaban adscritas a la invariabilidad tributaria. Y si bien esa invariabilidad es un gran favor a las empresas, también tiene un cargo, que es que el impuesto a la renta es superior al impuesto normal de las empresas que no están adheridas a la invariabilidad tributaria. El impuesto es del 42%, mientras que el impuesto general para la empresa extranjera es de 35%, era 7% superior. Entonces las empresas extranjeras para que se les aplicara el impuesto específico a la minería o royalty, tenían que renunciar a la invariabilidad que tenían. Ahí bajaron de 42% al 35%, y se les aplicó un 4% de impuesto específico, y quedaron en 39%.

Es más, los dos primeros años de aplicación de este royalty, 2006 y 2007, había un 50% de crédito desde el impuesto específico al impuesto de primera categoría. Por lo tanto, las empresas pasaron de tributar 42% a 37%… 5 puntos menos. Justo en el 2006, cuando el precio del cobre sobrepaso los tres dolares la libra y las empresas ya no podían declarar perdidas como lo hacían anteriormente.

¿Entonces el royalty no benefició en nada al Estado?

Eso fue, aunque la opinión pública percibió que fue un gran logro del país, pero fue todo lo contrario.

¿Cuáles son los capitales más importantes que hoy operan en Chile en este mercado?

La mayor parte de los capitales son de Canada; Australia; Sudáfrica, porque Angloamerican en gran medida es sudafricana; Estados Unidos y los Japoneses, que están metidos con algún porcentaje en casi todas las empresas. La empresa Suiza Glencore, antes Xstrata, también tiene inversiones en Chile.

Según tu experiencia, ¿por qué no se ha re nacionalizado el cobre?

Porque no ha existido un presidente con el coraje para hacerlo. Para nacionalizar las empresas de la gran minería basta que el Presidente de la República tome posesión material de las empresas, porque la nacionalización del 71 se hizo con una reforma constitucional que quedó vigente en la Constitución del 80. En la actualidad, cualquier presidente puede nacionalizar cualquier empresa, solo falta la voluntad.

¿Qué paso con la nacionalización que Allende impulsó en 1971?

Durante la dictadura, José Piñera creó la Ley Minera que estableció que para poder expropiar a alguna empresa había que pagar una monstruosidad. En los 90, durante la Concertación, comenzaron a ingresar empresas al mundo minero, porque la misma Concertación legisló para que eso ocurriera.

Fue tan beneficiosa la situación de estas empresas que, según un informe de Impuestos Internos, hasta el 2004 de las 10 mayores empresas, 9 no habían pagado un solo peso en impuestos en Chile, solo Escondida había pagado impuestos.

El año 90 la Concertación cambió la Ley Tributaria. Antes, el impuesto de las mineras se pagaba en base a las rentas presuntas, esto quiere decir que si una empresa sacaba una tonelada de cobre, tenía que pagar impuesto, tuviera o no utilidades. Con el cambio de 1990, el impuesto comenzó a calcularse según renta efectiva, o sea, que se pagaba impuesto solo si tenían utilidades. ¿Qué pasó?, durante 15 años las empresas no declararon utilidades y no pagaron un solo peso.

Si hoy se concreta el deseo de los chilenos de re nacionalizar el cobre… ¿el país está en condiciones financieras y de infraestructura para asumir el desafío?

Mira, en 1971, cuando Allende nacionalizó el cobre, efectivamente tuvimos problemas porque la mayor parte de los ingenieros norteamericanos se fueron y se tuvo que improvisar una nueva administración que tomaran a su cargo la explotación de las empresas nacionalizadas. Pero ahora nosotros tenemos 40 años de experiencia y hay profesionales de todo tipo y en todo orden de cosas, técnicos también. No necesitamos ni mano de obra ni capitales extranjeros. Codelco desde el 2006 ha generado 45 mil millones de dólares para el país. Esa plata la han invertido en el extranjero, pero perfectamente podría invertirse en este proceso.

Es la gran arma de Chile, el 55% del cobre de mina que se comercializa en el mundo es chileno. Nosotros no necesitaríamos producir más, sino menos y vender más caro. Eso es lo que le conviene al país.

¿Qué te parece que la re nacionalización no esté incluida en el programa de Michelle Bachelet, la más probable ganadora de la elección según las encuestas?

No me extraña, a la señora Michelle Bachelet la apoya el grupo Luksic y los grandes empresarios. Ella no tiene en su programa una sola palabra respecto de la gran minería del cobre. Ella va a seguir permitiendo lo que ocurre en la actualidad. Yo estoy apoyando a Marcel Claude porque tiene la nacionalización del cobre en su programa. A pesar que soy militante del Partido Socialista.

¿Es muy grande la participación de los Luksic en la minera privada?

En la Minera Los Pelambres, pero hay que aclarar que esa empresa tampoco es chilena. El yacimiento Los Pelambres no fue comprado por los Luksic, fue comprado el año 79 a ENAMI por Anaconda, la misma empresa que había sido nacionalizada el 71. Después aparece que los Luksic están involucrados en este yacimiento y se sabe que en Inglaterra la sociedad Antofagasta PLC, donde participan los Luksic, Anaconda y otros grupos, controla Antofagasta Minerals, dueña directa de Los Pelambres, entonces esta también es una empresa extranjera.

Naturalmente que los Luksic tienen poder político, porque además de participar en mineras son dueños de Canal 13, Banco de Chile y muchas otras empresas. Tienen mucho poder.(EL DINAMO)