La alcaldesa Marisol Martínez dijo no entender «que el Gobierno no parta las reuniones» con los dirigentes sociales abordando soluciones por el alto costo de las bencinas que afectan a la zona.

 La alcaldesa de Puerto Aysén, Marisol Martínez (DC), ratificó a Emol que las movilizaciones seguirán mientras el Gobierno no entregue una propuesta concreta que permita bajar el precio de los combustibles, ya que esta demanda, señaló la autoridad comunal, «cruza» todas las demás peticiones de los habitantes de esta zona extrema del país. 

El ministro de Salud, Jaime Mañalich, admitió esta mañana, tras participar anoche en la reunión con los dirigentes sociales de la región, que en el Ejecutivo hubo un cambio de percepción respecto de las demandas de los ayseninos, quienes les hicieron saber que el tema más relevante para la comunidad local era el energético.

 En esa línea, Martínez lamentó que tras la visita de los ministros de Salud y Transportes, el Gobierno no logre dar una respuesta al punto 1 del petitorio de 11 demandas que levantó el movimiento social.

 «Mientras ese punto no se aborde difícilmente se van a poder parar las movilizaciones», aseguró la autoridad comunal. «Se lo hemos manifestado al ministro Mañalich, al subsecretario Ubilla y a la señora Intendenta. Y justamente por eso no entendemos que el Gobierno no tome cartas en ese punto y no parta (las reuniones) abordando esa materia».

 Sin embargo, la alcaldesa señaló que «los ministros le informaron que había un compromiso del Gobierno para implementar un mecanismo que baje los combustibles de la región, pero que se está trabajando en ese mecanismo y, por lo tanto, no nos podían entregar ellos la cifra de cuánto bajaría el precio».

 De todas formas, la edil manifestó que «esperamos que ese trabajo se haga con la urgencia que la situación lo amerita y podamos tener acá a los ministros de Hacienda y Energía para escuchar la propuesta».

 Finalmente, Martínez señaló que el «Movimiento Social por Aysén» está abierto a que se le dé una solución gradual respecto de materia energética, que además de bajar el precio de las bencinas, también entregue soluciones por el alto costo de la leña.

 «Se ha demostrado, con los años de postergaciones que ha habido, que hay una disposición a esperar las respuestas del Gobierno (…) Pero el movimiento social ha llegado a tal nivel de respaldo ciudadano regional, y  como el tema de los combustibles cruza a todas las demandas sociales, que obviamente esperamos que el Gobierno nos dé una señal», señaló Martínez.(emol)