En un escueto comunicado, el comité señala que «se acredita que Sociedad Química y Minera de Chile ha incumplido las bases de licitación».

El gobierno anunció que declaró inválido el proceso de licitación para la explotación del litio que se adjudicó la semana pasada la Sociedad Química y Minera de Chile (SQM).

Ello luego que el Comité Especial de Licitación (CEL) tomara conocimiento de la solicitud presentada por la Minera Li Energy que pidió invalidar el proceso por los litigios que mantiene con el Estado la empresa ligada a Julio Ponce.

Por tal motivo, los integrantes del organismo decidieron de manera unánime declarar de oficio la invalidez de todo el proceso licitatorio del litio.

En un escueto comunicado, el comité señala que «se acredita que Sociedad Química y Minera de Chile ha incumplido las bases de licitación» y que se acordó solicitar al ministerio de Minería dejar sin efecto la resolución del 25 de septiembre que permitió a la empresa explotar el mineral por 25 años.

La empresa Li Energy Spa, miembro del Consorcio Posco, fue la firma que intentó descalificar la participación de SQM en el proceso de licitación del litio. Esta empresa fue la que presentó la segunda mayor oferta, tras SQM.

El anexo del documento que debían presentar las empresas para efectuar sus ofertas al ministerio de Minería por la licitación del litio, contemplaba una declaración jurada notarial adjunta que respalda que las compañías oferentes no tienen ningún impedimento para participar del proceso, específicamente refiriéndose a la no existencia de «litigios pendientes con el Estado de Chile».

Según la página web del Poder Judicial, SQM tiene al menos 20 juicios pendientes con el Estado, en particular con el Fisco, la Tesorería, la Dirección General de Aguas y la Seremi de Salud. Algunos son por patentes y servidumbres mineras.

«Es súper simple lo que hemos planteado. Uno de los requisitos de la licitación era no tener impedimentos para ofrecer y los impedimentos estaban detallados en un anexo y en ese documento uno de los impedimentos era tener litigios pendientes con el Estado de Chile. Ahora bien, todos declaramos que no teníamos litigios pendientes desde el momento que los tres proponentes fueron aceptados a licitar. Pero posteriormente a la licitación, hubo una investigación ante comentarios a ejecutivos de Li3 de la existencia de litigios. Era cosa de entrar a la página del Poder Judicial con el Rol de SQM y ver que tiene diversos litigios pendientes con el Estado de Chile», dijo la semana pasada el abogado de Li Energy Spa, Cristián Quinzio.

Cabe recordar que SQM ofreció una cantidad de 
$ 19.301 millones (equivalente aproximadamente a US$ 40,9 millones) por los derechos a explotar una cantidad total de 100.000 toneladas de litio (aproximadamente 532.000 toneladas de carbonato de litio) por un período máximo de 20 años a partir de la fecha de firma del contrato.

La cantidad ofrecida por SQM superó largamente a las sumas presentadas por los otros competidores. Posco Consortium (Li3 Energy, Posco, Mitsui y Daewoo), presentó una suma de $ 8.256 millones, mientras que NX Uno de Peine (Grupo Errázuriz y Samsung) tan sólo ofreció $ 2.750 millones.

Tras conocer a la empresa ganadora, el gobierno destacó la forma en cómo se realizó todo el proceso, el que además estuvo marcado por la ausencia del titular de Minería, Hernán de Solminihac, quien es hermano de Patricio, actual gerente de operaciones de SQM.

El subsecretario de Minería, Pablo Wagner, había dicho que esta licitación permitirá iniciar la recuperación del liderazgo perdido en la producción de este mineral.

«El gobierno del presidente Piñera ha decidido poder generar un proceso de licitación que hoy ha permitido comenzar a recuperar el liderazgo perdido, toda vez que esta cuota de explotación de 100.000 toneladas metálicas durante 20 años, permitirá incrementar en 15%, a lo menos, la producción mundial de litio», dijo Wagner.

«Estamos muy convencidos que lo que estamos haciendo está correcto», dijo a DFTV el subsecretario de Minería, Pablo Wagner.

El ministro de Economía, Pablo Longueira, señaló por su parte que la licitación  es «una gran negocio para Chile», y que las críticas parecen «provincianas», saliendo al paso de todos los cuestionamientos que ha sufrido la operación desde el anuncio. «Los únicos que han ganado -con este acuerdo- son los chilenos», agregó el secretario de Estado.

Esto en el marco del cumplimiento de una de las 10 medidas de la Agenda de Impulso Competitivo (AIC) que el presidente Sebastián Piñera pidió agregar a las 50 que contemplaba originalmente la agenda. A la actividad también asistió el subsecretario de Minería, Pablo Wagner, y ambos personeros destacaron los beneficios de este proceso de licitación del primer Contrato Especial Operación de Litio (CEOP). (DF)