Dirigentes del Sindicato Quebrada Blanca Rechazan propuesta que los obligaría a realizar jornada ordinaria

Ad portas de cerrar un nuevo proceso de negociación colectiva, los tres Sindicatos de Quebrada Blanca, de Trabajadores, de Administración y Nº2 de Teck, se unieron para denunciar a la empresa TECK que opera la Mina Quebrada Blanca que estaría incurriendo a su juicio, en la arbitrariedad de no respetar y retirar del instrumento colectivo las jornadas excepcionales que se ya habían sido pactadas en las negociaciones anteriores, poniendo con esto en riesgo la salud de las y los trabajadores.

Los trabajadores acusan una intransigencia de parte de Recursos Humanos de la empresa, que señalan dejaron fuera esta prerrogativa en Noviembre de 2019 durante la anterior negociación, que tiene como vigencia hasta el 31 de marzo de este año. De esta forma, declaran que se reunieron la semana pasada con personeros de la administración para recibir una nueva propuesta de la compañía. Sin embargo, el presidente del Sindicato de trabajadores de Quebrada Blanca, Sergio Romero, señaló que, «La oferta era irrisoria y no cumplía nuestras expectativas y por ende la rechazamos y no solo nosotros, sino que los otros dos sindicatos que también pertenecen a TECK, así es que por primera vez estamos actuando en bloque».

«Hemos estado en conversaciones con el Gerente de Recursos Humanos de la empresa, quien nos dijo que nos iba a presentar una nueva propuesta el día viernes y hasta la fecha no hemos recibido ni un llamado dando las excusas de porqué eso no se cumplió», declaró el dirigente.

A su vez agrega, «Lo que nosotros vemos es que este empecinamiento de la autoridad empresarial, nos quiere llevar a la jornada ordinaria, evidentemente por un desacuerdo económico con lo que nosotros estamos exigiendo como sindicato, con las consiguientes agravantes que eso significa, tener subidas y bajadas diarias a una altura de 4.400 m.s.n.m., es un despropósito e irresponsabilidad con la salud de las y los trabajadores, es bastante arriesgada la propuesta y si a eso le agregamos lo del coronavirus, por aún, ya que nos exponemos más en los traslados».

Por otro lado señala su preocupación frente a que, «lo malo es que estamos en contra del tiempo, porque esta propuesta que nos vaya a entregar RRHH, nosotros tenemos que llevarla a votación con nuestros trabajadores y no creo que alcancemos el plazo estipulado, entonces creemos que es una jugada estratégica. Además nos hemos enterado extraoficialmente, de que es posible que utilice una dotación de trabajadores a plazo fijo y otros que no están sindicalizados y que según a nuestro entender eso es ilegal».

De esta forma 350 trabajadores estarían viéndose afectados con esta situación y la mayor preocupación para los sindicalistas es velar por la seguridad y salud de estos trabajadores, que señalan que la única forma de resguardarlos es negociar la modalidad de las jornadas excepcionales, con turnos 7X7, como se hace transversalmente en todas las mineras, las cuales están reguladas por el Art. 38 del Código del Trabajo y autorizadas por el Director de la misma, considerando aún más las difíciles condiciones geográficas a las que éstos se ven sometidos en esta faena ubicada en la Región de Taparacá.

Finalmente, los dirigentes manifiestan que la empresa está al tanto de las complicaciones a las que están expuestos los trabajadores que se desempeñan en altura, por lo que podrían invocar el Decreto Supremo Nº28 «Hipobaria Intermitente Crónica por Gran Altitud” (HIC), cuyo objetivo es velar por el cuidado de la salud de todos los trabajadores, independiente de su actividad laboral o rubro productivo, que trabajen a más de 3.000 metros sobre el nivel del mar (msnm).

Federación Minera de Chile

Área de Comunicaciones