Temeraria acción de dirigentes sindicales deja de manifiesto compleja situación que enfrentan los trabajadores de minera Escondida.

En una grúa a unos 20 metros de altura se mantienen dos dirigentes del sindicato N°1 de Minera Escondida, exigiendo que la cuprífera termine con su plan de retiro voluntario.

Los directores del sindicato, Jorge Schumacher y Juan Díaz , subieron a la estructura que esta fuera del Puerto de Antofagasta, catalogando el plan como una medida injustificada: “Esto no tiene nada de voluntario porque están obligando a trabajadores enfermos o que tienen a familiares con graves problemas de salud a retirarse de la compañía”, señaló el director de comunicaciones, Jorge Schumacher.

Agregó que esto no se condice con las políticas que Minera Escondida siempre ha mantenido, “ellos muestran una imagen de blanca paloma, pero es una de las empresas que más faltas ha tenido”.

Según Schumacher, la medida no se justifica, ya que la compañía es una o la minera que más producción tiene. “Ahora quieren producir la misma cantidad con menos gente y así disminuir los costos”.

Por ello, el dirigente anunció que defenderán a su gente a como dé lugar. “No vamos a permitir que se realicen estas desvinculaciones”.

Los dirigentes que permanecerán en forma indefinida sobre la grúa, han recibido el respaldo de la Federación Minera de Chile y sus sindicatos base , los cuales se mantienen en estado de alerta por las desvinculaciones de trabajadores ocurridas en el último tiempo en distintas faenas mineras del país.

En este sentido, Agustín Latorre, presidente del sindicato Altonorte, dijo que “con este tipo de acciones , las empresas mineras están tratando de implantar un clima del terror entre los trabajadores de nuestro sector, con la finalidad de presionar frente a la tramitación de la Reforma Laboral, donde el derecho a huelga efectiva, sin reemplazos, es uno de los puntos que más preocupa al Consejo Minero”.

De igual manera, Ronald Salcedo, presidente del sindicato Spence, quien además es secretario general de la Federación Minera de Chile, señaló que “ya comenzamos la coordinación de las acciones a seguir frente a este nuevo atropello de las empresas mineras en contra de los intereses de la clase trabajadora. Los sindicatos asociados a la FMC no vamos a permitir que se siga perjudicando a los trabajadores”, sentenció.

Finalmente, Patricio Tapia, presidente del sindicato 1 MEL, dijo que “nuestros compañeros decidieron subir a la grúa como una forma de manifestar el malestar y descontento existente frente al plan de retiro presentado por la compañía , especialmente ante la situación de los trabajadores enfermos o con familiares que atraviesan problemáticas de salud, quienes ante un posible despido no tendrán cómo costear sus tratamientos”.